Aprender a valorarte0

Aprender a valorarte

El potencial para progresar que tiene el ser humano es prácticamente infinito, generalmente todos piensan que para ser exitoso es necesario tener fama, habilidades sobresalientes o dinero en abundancia. 

 

Cuando en realidad la única forma en la que puedes acceder a tu potencial interior es aprendiendo a valorarte como ser humano.

 

La forma en la que te ves a ti mismo es lo va a determinar qué tan alto llegaras, es lo que definirá cómo será la calidad del trabajo que desempeñes para lograr aportar un servicio útil y productivo a toda la humanidad.

 

Cuando hablo de contribuir a la humanidad no me refiero únicamente a hacer grandes donaciones económicas o a inaugurar comedores para los más necesitados, eso es algo que puedes hacer también siempre y cuando tengas los recursos necesarios para realizarlo.

 

Básicamente a lo que me refiero es a no perder nuestro lado más humanitario, es decir, eso que nos hace sentir que somos seres humanos y no animales que solo se preocupan por su propia supervivencia.

 

Estoy hablando de algo que se encuentra muy carente en la actualidad, es el hecho de ser solidario o querer ayudar a los demás, aunque cueste aceptarlo hoy en día muchas personas se dedican a ignorar a la gente que los rodea y siguen su camino pensando que son los únicos que tienen problemas en la vida.

 

Como decía, lo que nos hace sentir que somos seres humanos es nuestra propia humanidad y la habilidad de poder expresar nuestras emociones para cambiar o mejorar de alguna forma la vida de alguien más, sin importar que tan pequeña o grande sea la ayuda que brindes, siempre cuando lo haces, indudablemente se genera un gran sentimiento que te llena interiormente.

 

Por lo tanto cuando te niegas a prestar tu ayuda, cuando te dedicas a ignorar a los demás por completo no solo estas negando tu propia humanidad, si no que también estas dirigiéndote hacia el lado del egoísmo, algo que solo te convertirá en alguien prepotente y manipulador.

 

Aprender a valorarte es saber que sin importar como eres, quien eres o lo que haces, siempre tendrás algo para aportar al mundo, independientemente de que tan mal este tu situación personal, siempre existe una manera en la que puedes seguir adelante solamente tienes que seguir buscando hasta encontrar el modo correcto para arreglar tus dilemas.

 

¿Qué pasaría si Leonardo Da Vinci hubiera pensado que no servía para el mundo del arte y si pensara que sus obras eran una basura?  

 

Seguramente hoy no seriamos capaces de disfrutar de  “la mona lisa”, o como también se la conoce, nombrada como “La Gioconda”, que casualmente es considerado el cuadro más famoso del mundo.

 

¿Qué pasaría si Isaac Newton, Mahatma Ghandi, Thomas Edison no hubieran tenido confianza en si mismos?

 

Evidentemente si Thomas Edison pensaba que era un perdedor nunca hubiera inventado la bombilla eléctrica y más de 400 inventos, de la misma forma si Newton no hubiera valorado su trabajo como matemático y físico nunca hubiera descubierto la teoría de la gravedad.

 

Ni hablar de Mahatma Ghandi que si no creía en sí mismo nunca habría logrado que millones de indios pobres y analfabetos formaran un movimiento masivo para luchar pacíficamente por la liberación del pueblo de la india.

 Si todos ellos hubieran tenido una baja autoestima, hoy en día no serían reconocidos a nivel mundial por sus logros y por defender sus ideales, que tarde o temprano, indudablemente terminarían por cambiar el pensamiento y la vida de toda la humanidad.

 

 

 

Valórate porque nadie mas lo hará por ti

 

 

Aprender a valorarte

valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte

Existe la grotesca creencia de que las personas que son buenas en algo o que destacan entre los demás por sus habilidades es porque nacieron con un “don” especial o con esa capacidad que los hace excelentes en ese tema en específico.

 

Esto además de ser una idea que no tiene argumentos científicos que la respalden porque es algo irracional e incoherente, el hecho de pensar de forma fantasiosa por qué alguien es mejor que tu tocando un instrumento música, haciendo deportes, realizando un trabajo para la empresa, solo es una patética excusa de tu ego para no pensar que esa persona te supera en ese ámbito.

 

Pensar que las personas exitosas nacen con cualidades especiales que les permiten llegar a la cima y no esforzarse tanto como tú es algo inmaduro, que solo sirve para evitar ver la realidad que tienes en frente.

 

Tal vez existe gente tiene la capacidad de adaptarse velozmente a los cambios, que aprenden o asimilan las ideas más rápido que tú, pero solo son algunas raras excepciones que suelen suceder muy de vez en cuando y en ese caso lo mejor que puedes hacer es observar dejando de lado los prejuicios o la envidia para poder entender cómo trabaja esa persona.

 

Conozco gente que se gasta una fortuna a lo largo de su vida en la lotería, la quiniela o los casinos, definitivamente cuando están inmersos en esto, se genera una profunda adicción  que se alimenta con la única esperanza de algún día ser bendecidos por el destino y hacerse ricos por medio de estos juegos de azar.

 

La verdad es que tener como objetivo final hacerte rico de esta forma es algo muy lamentable, debido a que sin duda alguna, deja reflejado el poco valor que tienes sobre tu persona, porque crees que no eres lo suficientemente inteligente como para generar tu propia fuente laboral, que te brinde estabilidad financiera y te permita independizarte para salir adelante.

 

Porque en algún rincón de tu interior crees que el dinero es la respuesta a todos tus problemas de pareja, a tus problemas con tus hijos, con tus amigos o inclusive con tus familiares, si solamente piensas ganar en estos juegos de azar a toda costa, estarás engordando la falsa creencia de que el dinero es lo que llenara tus vacíos emocionales y te hará feliz de una vez por todas, déjame decirte, que si no estás preparado para manejarlo de una manera no egoísta, muchas veces el remedio es peor que la enfermedad.

 

Con el tiempo logre comprender que valorarse a uno mismo también implica ser consciente de cuales son tus problemáticas personales y tomar la humilde decisión de dejar de traicionarte o mentirte a ti mismo, para dejar de ser ignorante en algunos temas puntuales, sonara muy desolador, pero actualmente la gente prefiere quejarse y llorar durante años por algo que le angustia, antes que buscar una manera de remediarlo.

 

Por ejemplo, si tú consideras que no sabes relacionarte con la gente o que no sabes cómo hacer amigos, tienes la obligación de buscar una forma de resolver esta dificultad, de lo contrario, vivirás una vida llena de tormentos, sintiendo lastima por ti mismo, compadeciéndote por tu situación y esperando que por arte de magia algún día los planetas estén alineados para que suceda un milagro que te cambie la vida.

 

Esta perspectiva es una visión bastante infantil e inmadura de ver las cosas, aunque parezca increíble, existen personas que pasan toda su vida, inclusive siendo gente adulta, aun siguen esperando que aparezca ese fantástico príncipe azul o la princesa de rosa, que los salve de su terrible penumbra llena de depresión y lamentaciones por el pasado.

 

Cuando la realidad es un poco más sencilla y realista, lo cierto es que si tú no aprendes a valorarte como persona, no esperes a que los demás te valoren y te respeten, porque te mantienes dependiente de eso, entonces nadie nunca podrá verte brillar por tus verdaderas cualidades, habilidades o por tu personalidad simpática y amigable, todo por el hecho de que no confías en ti mismo/a.

 

Hay mucha gente que constantemente está quejándose, porque todas las parejas que tuvieron la engañaron o porque sus amigos solo son interesados que los utilizan por su dinero o bienes materiales, lamentablemente esto puede sonar doloroso o desgarrador, aunque sin duda alguna lo es,  puedo admitirlo debido a que yo también en algún momento pase por ese sufrimiento.

 

Lo único que te puedo afirmar con absoluta certeza es que si tú mismo piensas que eres una basura de persona de forma directa o indirecta, si crees que no te mereces tener una buena pareja o un buen grupo de amigo, ya sea pensándolo o afirmándolo mediante palabras, todo esto se verá manifestado en tu vida cotidiana y entonces…

 

 

¿Sería algo razonable esperar que el resto de las personas te valoren o te respeten, cuando ni siquiera tú lo haces contigo mismo?

 

¿Es lógico reclamar continuamente que los demás te brinden amor cuando paralelamente tú eres la primera persona que se niega el más mínimo gesto de cariño rotundamente?

 

 

Los humanos somos seres muy inteligentes, pero muchas veces, sin darnos cuenta o sin ser del todo conscientes, nos gusta vendarnos los ojos con mentiras o excusas para no asumir responsabilidades,  dejándonos llevar por el victimismo pensando que todo el mundo exterior tiene la culpa por lo que te sucede.

 

Mientras que en realidad, solamente tú eres el que dirige su propia vida y por más irónico que suene, aun no te conoces o lo más probable, es que quieras evitar totalmente el  trabajo de conocerte interiormente.

 

 

“Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta de nosotros mismos”

Marianne Williamson

 

 

 

 

 

Como valorarse a uno mismo

 

 

Aprender a valorarte

valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte valorarte

 

Durante mi infancia fui alguien bastante miedoso, tímido e inseguro, prácticamente era de esos que dudaban hasta para ordenar una gaseosa en un bar por más sencillo que parezca a simple vista eso era algo que me costaba demasiado en esas épocas.

 

Por este motivo desde pequeño comencé a desarrollar una papel de espectador en todas las conversaciones con la gente, era un observador pasivo que solo se dedicaba a ver la vida pasar, prácticamente cuando la gente me hablaba, la vergüenza y los miedos irracionales me invadían completamente.

 

Más tarde a medida que fui creciendo, poco a poco, comencé a capacitarme sobre inteligencia emocional y diversos temas que nutrían mi mente con el fin de evolucionar, así aprendí como superar todo esto paso por paso, de forma tranquila pero sin descanso, comprometiéndome a cambiar porque sentía que merecía tener una mejor autoestima.

 

En el presente ya no tengo problemas a la hora de relacionarme con la gente y me resulta muy fácil entablar conversaciones con desconocidos.

 

De vez en cuando hay personas que me dicen que soy muy inteligente por los temas profundos sobre lo que me gusta conversar o hablar, algunos conocidos o gente que lee generalmente la web Emoción positiva, suelen sorprenderse demasiado por la calidad de los artículos y a veces exageran con los halagos o cumplidos.

Es como si algunos asumieran que mi habilidad para escribir es algo anormal o de otro planeta, cuando no es para nada algo así, es más, a simple vista soy una persona bastante promedio, de aspecto introvertido, pero no me gusta alardear o presumir sobre mis escritos porque considero que cualquier persona en este mundo es capaz de hacer lo que yo hago, o que inclusive esa persona puede lograr lo que se proponga sin importar lo que sea, si es que se mantiene motivado y encara la vida con una actitud optimista llena de fuerza de voluntad.

 

La mejor sugerencia que te puedo dar para que comiences a valorarte personalmente es esta:

 

Algo que me ayudo bastante valorarme a mí mismo para lograr  desarrollar mi personalidad y seguir mejorando mi estilo de escritura fueron las vivencias que más dolor me aportaron en el pasado, puede parecer paradójico o contradictorio, pero si quieres aprender a valorarte es necesario que pases por experiencias llenas de dolor o situaciones que te hagan sufrir por un momento.

 

Lo importante aquí es evolucionar tu consciencia a través del conocimiento que únicamente te puede brindar la experiencia combinada con la auto capacitación mediante la lectura, esto poco a poco, ira ampliando tu mentalidad, permitiéndote ser más sabio en ciertas temáticas, te abrirá puertas y ventanas donde antes veías todo cerrado.

 

Hasta que todo esto te permita ver la vida desde múltiples perspectivas, por lo tanto, en donde antes veías crisis luego de mejorar tu autoestima ahora podrás ver una oportunidad de cambio.

 

Piénsalo bien, si solo te dedicas a ir por tu vida, viviendo en modo automático el día a día, haciendo siempre exactamente lo mismo, adoptando una posición de gatito asustado ante las adversidades, dejándote vencer por los problemas o dilemas que surgen en el camino, terminaras amargado, resentido, lleno de odio hacia ti mismo y la gente que te rodea, haciendo esto nunca podrás aprender a valorarte.

 

Recuerda que una simple habilidad nunca decidirá cómo será tu vida, lo único que realmente influirá en todo esto es la forma en la que te ves, la forma en la que hablas contigo mismo, sobre todo lo que marca una diferencia sustancial es el hecho de si aceptas o niegas tu cuerpo y tu personalidad.

 

Aprender a valorarte no solo se trata de centrarte en tu persona, porque no es para nada recomendable preocuparte por ti mismo de manera excesiva, justamente el egoísmo es la enfermedad más grande de toda la humanidad, buscar centrarse en uno mismo solo aumenta tu ego que te hace juzgarte todo el tiempo, criticarte e infravalorarte en todo sentido provoca que no te valores como ser humano.

 

 Además de que ser egoísta te distancia de los demás, logrando que te olvides que ellos son tan humanos como tú y merecen recibir un buen trato lleno de empatía por tu parte.

 

Esto no es tan complicado como aprender a hablar japonés de un día para el otro, aquí lo fundamental, es que comiences a enfrentar tus miedos, que desarrolles una mirada más extensa y que entiendas que en la vida no solo existe el color negro (Situaciones malas que te ponen negativo) y color blanco (Circunstancias que te hacen reventar de alegría y felicidad).

 

La vida es algo mucho más profundo, intenso y trascendente que te lleva por diversos e interesantes caminos a medida que el tiempo avanza y vas saltando de década en década envejeciendo con humildad porque sabes que estas dejando tu huella personal en la vida de las personas que amas.

 

A partir de ahora valórate, no te hagas de menos por cosas superficiales y banales que son puramente secundarias, debes aprender a valorarte porque sino te perderás de una gran cantidad de momentos maravillosos de la vida, solo tu estableces el nivel de valoración personal que crees merecer.

 

 

¿no quieres seguir siendo prisionero de tu mente hasta tus últimos días o si?

 

¡Atrévete a revelar tu grandeza interior!

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>