El miedo de ser tú mismo0

miedo

¿Te has preguntado alguna vez quien eres? ¿Eres como realmente te gustaría ser? ¿Estás siendo tú mismo? Cuando hago alguna de estas preguntas las personas generalmente quedan descolocadas, no saben que decir ni como responder.

 

Algunos se atreven y responden con un tono indeciso diciendo, si, yo soy quien quiero ser, soy yo mismo, y entonces pregunto nuevamente, pero dime ¿Quién eres? Y bueno… yo soy abogado, soy gerente, soy empleado, soy carismático, soy sociable, soy alto, soy delgado, soy buena persona.

Como verás las definiciones que tienes de ti mismo provienen de algo que te dijeron, de la opinión de otras personas, de un título que obtuviste, del cargo que tienes en tu trabajo, de cómo te ves físicamente, de tus habilidades sociales. Una persona se define a si misma por características que nada tienen que ver con su verdadero ser.

 

La sociedad nunca te dejará que seas tú mismo. Solo fíjate en que antes de nacieras ya comenzaron a condicionarte, eligieron y decidieron gran parte de tu vida. En la mente de tus padres tú harás todo lo que ellos no lograron hacer, proyectarán en ti todas sus frustraciones.

Irás a la universidad, te casarás cuando tengas una edad que ellos consideren razonable y no vas a elegir a cualquier persona para que esté a tu lado, debes elegir a alguien que te convenga, alguien que esté a tu altura, que tu familia acepte, porque para tus padres viniste al mundo a cumplir un objetivo, ese objetivo son los deseos que ellos tienen sobre ti, deseos que vienen camuflados bajo la frase de “Yo quiero lo mejor para ti”

Naces y tienes una religión, un nombre, una futura carrera universitaria, un proyecto, un número estimado de hijos, hay sobre ti millones de expectativas que ni siquiera son tuyas, pero que posteriormente creerás que si lo son, porque de tanto que te las repitieron se conviertieron en parte de ti.

 

Entonces comienzas a crecer, y cuando llegas a la edad en donde puedes comprender y entender a las personas, cargan sobre ti sus expectativas. Ellos necesitan que tú seas apto para vivir en una sociedad competitiva, perfeccionista, materialista, superficial y que todo el tiempo exige más, deben prepararte para ser mejor que los demás, y entonces comienzan a corregirte, “No hagas esto” “No hagas aquello” “Te portas mal” “Me haces renegar” “Eres un niño malo” “Haces todo mal” Todos estos mensajes perforan la confianza con la que viniste al mundo e inhiben el desarrollo de tu potencial.

Los niños tienen una confianza increíble, la irradian en cada una de sus acciones, esa confianza que solo a ellos les permite disfrutar y ser felices con algo tan simple como correr o jugar. Tengo una sobrina pequeña, recién tiene dos años de edad, y a veces me detengo a observarla y aprendo un poco de ella.

Recuerdo que era un día soleado con mucha brisa, uno de esos días tan bellos que se graban en la memoria, ella estaba jugando en el patio de la casa, de repente sobre una flor se posó una mariposa de muchos colores, ella se acercó, la miró, intentó tocarla y la mariposa comenzó a volar a su alrededor y ella la perseguía, sonriendo, celebrando, disfrutando del momento, del aquí, del ahora.

 

 

miedo

 

 

 

Ella no piensa en el pasado, ella no piensa en el futuro, simplemente vive el hoy. No tiene condicionamientos de parte de la sociedad, es ella misma. No le importa lo que la gente piense de ella, y al no importarle, es libre, porque su vida es pura alegría, porque puede disfrutar de cosas pequeñas y ver la belleza en una simple mariposa.

El problema es que ella no será siempre así, ahora es una niña que no ah desarrollado su capacidad de comprensión y que por eso no puede ser influenciada por el mundo exterior, por eso ella es feliz. Sin embargo llegará el momento en que toda su confianza será destruida, le impondrán reglas, le dirán lo que es lo bueno y lo que es malo, lo que debe hacer y lo que no debe hacer, le dirán para que es buena y para que es pésima, en que tiene facilidad y en que no, le enseñarán a ser realista, le mostrarán que cumplir un sueño es un estupidez, en pocas palabras se convertirá en un zombie más en el mundo, será competitiva, su mayor problema va ser su apariencia, porque tendrá miedo de no ser aceptada, no podrá disfrutar como antes y se preocupará más en satisfacer a otros que a ella misma, su confianza se convertirá en miedo, de a poco se apagará, será más seria y menos alegre.

 

 

Es difícil aceptarlo, pero muy pocas personas logran ser ellos mismo, tenemos mucho miedo de mostrar quienes somos realmente, muy pocos hacen lo que realmente aman, muy pocos se liberaron de la gente y de sus condicionamientos, muy pocos pueden disfrutar de las cosa simples de la vida. Pero eso si, la mayoría se preguntan ¿Por qué no puedo ser feliz? ¿Por qué no puedo? Ahí tienes una de las respuestas, nunca serás feliz si no eres tú mismo, si no te liberas de todo lo que te impusieron, de cosas que no son tuyas.

Las sociedades condenan todo lo relacionado a disfrutar, a pasarla bien y premian el sacrificio. Te enseñan que el secreto de la felicidad es el constante sacrificio, que tu vida debe ser dolorosa para que seas feliz.

 

Está muy popularizada la idea de que felicidad es igual a sacrificio ¿Por qué? ¿Por qué tengo que vivir sacrificándome para ser feliz? ¿No puedo simplemente ser feliz y evitar el sufrimiento? Es muy distinto sacrificarse y esforzarse, cuando queremos cumplir un sueño nos esforzamos pero ¿Sacrificarnos? ¿Para que? No es necesario. Esta idea del constante sacrificio es la razón por la cual verás personas que se explotan trabajando, que soportan cualquier cosa con la esperanza de algún día ser felices

Los seres humanos tenemos mucho miedo a soledad, nos cuesta estar solos ¿Sabes porque? Porque cuando estamos solos nos damos cuenta de la falsedad en la que estamos viviendo, cuando estamos solos conectamos con nuestro verdadero ser, con la persona que querríamos ser pero por miedo no lo hacemos. Nos asusta saber que estamos dedicando nuestra vida a falsear lo que somos con tal de encajar en el prototipo aceptado.

 

 

miedo

 

 

 

Cuando eres tú mismo te castigan, a la sociedad le asusta que seas diferente, que seas individualista, que pienses por ti mismo, la sociedad necesita personas que tengan como único objetivo conseguir dinero y que sobre todo no piensen y trabajen duro sacrificándose para cumplir los sueños de otros ¿Tu crees que las personas que se sacrificaron y vivieron en base al sacrificio toda su vida luego fueron felices? Yo no lo creo, aquellos que emprendieron un proyecto, que se embarcaron a cumplir un sueño no esperaron ser felices en el momento que llegasen a la meta, para ellos el camino hacia esa meta fue su felicidad, así como mi pequeña sobrina, ellos aprendieron a vivir el aquí y el ahora.

Cuando eres tú mismo ya no eres manipulable, eres crítico, no te conformas con lo que te venden, ya no tienes miedo.

 

Tú puedes elegir ser tu mismo, no es un camino fácil. Ser tú mismo implica enfrentarte a tus miedos, significa encontrar un propósito para tu vida, hacer lo que realmente deseas y dejar de lado las expectativas de los demás para priorizar las tuyas, ser tú mismo es comenzar a hacer lo que a ti te haga bien y no lo que a otros les haga bien. Solo piensa y busca dentro de ti quien eres realmente.

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>