El suicidio0

El Suicidio

Actualmente a causa del suicidio millones de personas mueren en todo el mundo, algunos toman esta trágica decisión debido a los problemas que tienen en su vida y otros porque no encuentran un sentido o propósito que los motive a seguir viviendo.

 

 

Absolutamente todos pasamos por malos momentos en la vida, esos momentos que nos sentimos invadidos por la angustia, por la tristeza, por la decepción.

 

Son esas situaciones difíciles de superar como una mala experiencia amorosa, la pérdida de un ser querido o cuando sientes que tus problemas son demasiado grandes como para hacerles frente y encontrar una solución que te proporcione esa tranquilidad o paz mental que tanto anhelas.

 

Tal vez muchos pensaran que no hay que comparar una mala experiencia amorosa con la muerte de una persona, porque a simple vista, si bien es cierto, son dos cosas totalmente diferentes. Pero si te ubicas en los zapatos de la persona que está viviendo ese momento, el nivel de sufrimiento, desesperación y depresión debe ser muy grande como para que llegue cometer suicidio.

 

Existen casos de personas famosas que terminaron recurriendo al suicidio y la reacción más común de la gente es decir “Yo si tuviera tanto dinero no hubiera echo eso” o “Es por culpa de sus familiares por que nadie lo ayudo”.

 

Muchas veces le brindamos demasiada importancia al dinero, a las cosas materiales, diciendo comentarios como “No entiendo porque se suicidó, si tenía dinero, familia y nunca pasaba ninguna necesidad”.

 

Cuando en realidad los seres humanos somos seres emocionales y sentimentales, es decir, que nos dejamos llevar por la emoción que predomina momentáneamente, aquí no importa si eres rico o pobre, lo que realmente marca la diferencia entre una persona que aprecia la vida y entre otra que decide acudir al suicidio, son las emociones y sentimientos que experimenta en su vida diaria.

 

 

 

El suicidio y las personas

 

 

suicidio

suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio suicidio

 

 

Hoy en día el suicidio es una de las vías de escape más utilizadas junto con las drogas, el alcohol y otras adicciones completamente nocivas para la vida de un ser humano.

 

Las estadísticas  nos permiten observan que cada año aumenta más la tasa de suicidio en todo el mundo.

 

El suicidio puede afectar a cualquier persona, desde adolescentes atormentados por el bullyng escolar hasta adultos ahogándose en sus propios problemas personales.

 

Una de las preguntas que más de una vez se me vino a la cabeza fue :

 

¿Por qué una persona decide suicidarse?

 

Alguien que piensa en el suicidio está pensando en tomar la decisión de auto destruirse emocional y físicamente, debido a que interiormente se siente lleno de melancolía y tristeza.

 

Existen diversos motivos que pueden conducir hacia el suicidio, puede ser por problemas personales o emocionales, de lo único que estoy completamente seguro, es que una persona que piensa en el suicidio llega a esa conclusión cuando siente que su vida es bastante vacía y deprimente.

 

Entonces encuentra el suicidio como una solución final a sus problemas, porque este tipo de personas, tienen otra percepción del mundo, de la vida y de la gente.

 

Si piensas en el suicidio es porque definitivamente no valoras tu vida y tienes una autoestima prácticamente nula.

 

El suicidio está completamente relacionado con el hecho de querer escapar o huir de los problemas, de la vida personal o de una situación que perturba mentalmente a la persona.

 

De esta manera surge una nueva pregunta, la persona que piensa en el suicidio :

 

¿De qué es lo que quiere escapar?

 

Una persona que quiere suicidarse pretende escapar de diferentes cosas, porque desea evadirse de su dolor interior, de sus vacios emocionales, de sus responsabilidades y principalmente de su falta de amor propio.

 

Generalmente la depresión se encuentra sutilmente conectada con el suicidio, de modo que, viviendo en un estado depresivo, es más fácil comenzar a consumir drogas o alcohol en grandes cantidades, todo con el único objetivo de silenciar ese pesado dolor interior.

 

 

 

El egoísmo propio

 

 

El Suicidio 

 

 

Como mencionamos anteriormente, las personas que se suicidaron, tenían una baja autoestima y también eran excesivamente egoístas.

 Tal vez ahora mismo estés pensando:

 

¿Pero qué tiene que ver el suicidio con el egoísmo?

 

El suicidio y el egoísmo están muy vinculados, básicamente porque las personas que tomaron esta trágica decisión, si tan solo por un pequeño momento hubieran enfocado sus pensamientos en reflexionar sobre el impacto emocional negativo que provocarían a sus familiares, amigos, conocidos, cuando se percaten de esta noticia, seguramente se mostrarían arrepentidos y renunciarían a la idea de concretar el suicidio.

 

Aunque todos sabemos que una persona que piensa en el suicidio, solamente se concentra en dejar de soportar esos malos momentos que tanto le preocupan y lo hacen sufrir, por lo tanto, busca una salida rápida para dejar de seguir viviendo en esa situación llena de agonía.

 

Obviamente alguien con estas características, nunca pensó en ayudar a los demás con sus problemas para distraerse de sus preocupaciones personales, nunca pensó en hacer algo productivo con su depresión profunda. Como dedicarse a trasladar sus emociones de tristeza hacia el arte de expresión, como la música, las pinturas, la escultura o la escritura.

 

Simplemente, porque la persona que quería sucidarse, estaba tan ocupada en vivir adentro de su mundo repleto de miseria, dolor y autocompasión que prácticamente decidió ignorar el mundo exterior.

 

Hace un mes aproximadamente, me entere que un familiar, mi tío para ser más exacto, fue internado de urgencia en un hospital debido a que consumió demasiado alcohol en poco tiempo, lo cual provoco que cayera en un intenso coma alcohólico.

 

Sinceramente esto no me sorprendió en absoluto, debido a que mi tío es adicto al alcohol desde los 15 años de edad y hasta la actualidad con 68 años sigue consumiendo alcohol sin parar, pero aun así, esta fue la primera vez que le sucedió algo tan grave.

 

El alcohol lo arrastro por un camino peligroso desde temprana edad, gota por gota fue llevándolo hacia un mundo de adicción, angustia y desesperación.

 

La gente suele pensar que la palabra “suicidio” equivale a una muerte rápida y fugaz, pero no siempre es así, porque en el caso de mi tío,  el alcohol lo fue llevando lenta y paulatinamente hacia el suicidio, a tal punto, que ahora mismo se disputa entre la vida o la muerte.  

 

 

 

El suicidio, los momentos difíciles y

las situaciones complicadas

de la vida

 

 

El Suicidio

 

 

La verdad, he escuchado demasiados casos de suicidios, historias trágicas sobre diferentes tipos de personas, de todos los colores y olores, que se presentan de diferentes maneras, desde un adolescente que decide suicidarse porque sus padres no le suministran dinero para salir un fin de semana con los amigos hasta un hombre o mujer que decide quitarse la vida porque se separo de su pareja con la que había convivido durante varios años.

 

Indudablemente cuando una persona decide aislarse emocionalmente de los demás, encerrándose en sí misma, refugiándose en recuerdos decepcionantes y especialmente convenciéndose a sí mismo de que es el único ser humano que vive sufriendo por sus problemas, esta construyéndose una mentira para evitar ver la realidad de la vida.

 

Literalmente esta atándose los ojos con un manto oscuro, que solamente le hará pensar que no tiene otra opción, que no existe una forma de ver la luz, que sus problemas no tienen solución alguna, por lo tanto, como su mente no puede encontrar una forma de salir adelante, finalmente buscara la forma de acabar con su vida recurriendo al suicidio.

 

Todo esto sucede porque la persona no posee el valor, el conocimiento y las herramientas necesarias para enfrentar sus conflictos personales.

 

Porque al estar tan metido en sus pensamientos, se olvido de la gente que lo rodea, se aparto de sus seres queridos, que seguramente al enterarse de la situación le hubieran otorgado diversas opiniones sobre el tema.

 

Pero esto no solo se aplica al suicidio, porque también se produce cuando se recurre a cualquier tipo de escapatoria, estoy hablando del aislamiento social, consumir cualquier tipo de drogas, el alcoholismo, el tabaquismo y así la lista podría continuar por un largo rato.

 

Porque  todas estas adicciones son las que comienzan a arruinar la vida de una persona, reemplazando su buen humor por emociones negativas, que mas adelante transformaran a alguien alegre en un sujeto pesimista, depresivo, rencoroso, pensando que no puede cambiar, rindiéndose fácilmente y bajando los brazos abandonándose a la suerte del destino.

 

De esta forma, al saber todo esto, nos brota la siguiente pregunta :

 

¿Qué hacemos ante los momentos difíciles y las situaciones complicadas?

 

Quiero aclarar que me refiero específicamente a esas situaciones en la que es comprensible sentirse triste, angustiado o desesperado porque desconoces como resolver ese dilema. Recuerda que somos seres humanos, no somos robots sin sentimientos, así que, es normal que a veces te sientas deprimido o molesto por algo en particular.

 

Pero esto no significa que todo el tiempo debes estar inmerso de emociones negativas, una cosa es ser un humano que acepta sus sentimientos y emociones.

 

Otra cosa es ser alguien dependiente de las malas sensaciones, de las malas emociones, porque al repetir esta clase de comportamientos constantemente, lo único que estas logrando es auto-flagelarte emocionalmente, es decir, destruir tu bienestar emocional viviendo con emociones toxicas todo el tiempo.

 

Es por esta razón que no puedes hundirte en el sufrimiento eterno, porque lo único que conseguirás al pensar que no puedes ocuparte de tus problemas, es acercarte cada vez más a la depresión y si te acercas demasiado, el suicidio te comenzara a parecer una solución eficaz y atractiva.

 

Entonces  algo primordial que necesitas hacer es abrir los ojos para poder ver la vida como realmente es, esto te permitirá enfocarte en el problema para buscar una solución o buscar a alguien que te brinde una solución y posteriormente accionar para mejorar tu condición.

 

Lo que te puedo sugerir es que busques una forma de liberarte del estrés y las preocupaciones que te atormentan, esto es un requisito fundamental para lograr ver las cosas con mayor claridad y tranquilidad.

 

Usualmente la gente tiene la costumbre de ignorar sus problemas, de dejarlos pasar, hasta que un día ese problema se vuelven tan grandes que terminan destruyendo su vida personal.

 

Y cuando hablo de problemas no me refiero precisamente a problemas cotidianos que provienen del exterior, mas bien, estoy hablando de los problemas interiores de cada uno de nosotros.

 

Son esos conflictos que sabemos que están dentro nuestro, pero elegimos mirar para otro lado o fingir que no sucede nada, cuando en realidad estamos derrumbándonos interiormente.

 

Porque los conflictos  más perjudiciales nacen de tu interior, surgen de tu mente, de tu miedo a la soledad, de tus dificultades para controlar la ira, de tus dificultades para comunicarte  correctamente con la gente, de tus inseguridades al momento de querer hacer algo por qué piensas que los demás no aprobaran tu comportamiento.

 

Es ahí donde comienzan a originarse todas esas preocupaciones, prejuicios, auto críticas y creencias limitantes que te mantienen encadenado por el resto de tu vida.

 

Así que es esencial buscar la ayuda adecuada, buscar la contención de tus seres queridos y aferrarte a tu fuerza de voluntad para poder superar tus crisis emocionales de una vez por todas.

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>