Inteligencia y conciencia0

Inteligencia Y Conciencia

En este artículo hablaremos sobre la inteligencia y la conciencia, sobre qué es lo que representa cada una y que función tienen en la vida de las personas.

 

Debo aclarar que este es un tema bastante complejo y extenso, por lo tanto, no llegare a explicarlo en su totalidad con un solo artículo, pero si voy a describir lo más importante y relevante para que los lectores puedan tener una idea clara sobre lo que se trata en esta temática.

 

Generalmente los seres humanos préstamos más atención a la inteligencia porque nos concentramos en ser más inteligentes con la intención de mejorar nuestro nivel educativo o cultural para superar las diversas pruebas que se presentan en el ámbito escolar, universitario y laboral.

 

Lo cual es absolutamente comprensible debido a que vivimos en una sociedad que continuamente hace hincapié en que para ser alguien en la vida tenemos que capacitarnos con diferentes tipos de conocimientos para finalmente llegar a obtener un título que certifique oficialmente nuestra inteligencia especializada en una determinada área.

 

 

 

¿Que es la inteligencia?

 

La inteligencia es la capacidad que tenemos para pensar, comprender, asimilar cierta información o situación para posteriormente  diseñar una teoría basada en la lógica.

 

Es la facultad mental que nos permite percibir el mundo de una forma más completa para poder formular nuestro propio razonamiento en base a la comprensión mediante la experiencia de vida, desarrollando planes para evitar futuras dificultades y cumplir determinadas metas u objetivos.

 

Podría decirse también que la inteligencia nos proporciona la habilidad para poder entender, analizar, relacionar y resolver distintas clases de problemas sin importar su naturaleza.

 

Mucha gente piensa que la inteligencia solo se usa intensamente en la parte académica, cuando en realidad la inteligencia es un conjunto de condiciones que pueden ser aplicadas en múltiples situaciones.

 

La inteligencia de un ser humano queda plasmada en su forma de expresarse con las palabras, mediante el uso verbal o escrito de las mismas, también se refleja en los artistas que son capaces de materializar una idea a través de la actuación, la pintura, la escultura y en la composición musical.

 

Algunos seres vivos como los animales carecen de una inteligencia profunda como la del ser humano, por lo tanto, no tienen a su disposición estas habilidades para interpretar o examinar todo lo que oyen y ven mientras están vivos.

 

Así que es muy común que los animales respondan constantemente de la misma forma ante un problema que amenaza su supervivencia, como un gato que se crespa cuando siente tensión en el ambiente o un perro que muestra los dientes en signo de hostilidad cuando siente que están invadiendo su espacio personal.

 

El comportamiento puede cambiar dependiendo del instinto o de las capacidades del animal, pero la respuesta siempre será idéntica y repetitiva.

 

Actualmente vivimos en una era completamente tecnológica, donde estamos inmersos en un mundo lleno de dispositivos inteligentes que nos permiten estar conectados mediante internet sin importar en donde estemos, todos conocemos o tenemos los famosos smartphones, smart tv, que como su nombre lo indica son altamente inteligentes.

 

Son como una especie de computadoras que tiene la habilidad de realizar millones de acciones con la sola orden de nuestra voz o tacto, prácticamente se volvieron imprescindible para la gente debido a la amplia gama de posibilidades que nos ofrecen para mantenernos comunicados con cualquier persona del planeta.

 

La ciencia avanzo de tal forma que logro perfeccionar las acciones de los artefactos tecnológicos, creando una inteligencia artificial para los mismos, permitiendo a todos los aparatos de hoy en día, contar con la capacidad de tomar decisiones a raíz un conocimiento programado a través de una base de datos con múltiples algoritmos y comandos.

 

Por ejemplo un celular táctil en el día de hoy, nos permite hacer llamadas, mandar mensajes, navegar por internet, gestionar mails, chatear mediante facebook o whatsapp, escuchar música, ver videos y muchas actividades más.

 

Lo interesante en esto, es que para poder realizar estas funciones correctamente, el celular tuvo que tomar muchas decisiones a nivel informático para permitirnos usar correctamente los servicios que nos ofrece.

 

Así como el celular, existen muchos aparatos inteligentes, por ejemplo un lavarropas que te ofrece la función de programar el horario de lavado y centrifugado de la ropa, calienta el agua o administra el jabón para poder lavar la ropa correctamente, que en este caso sería tener como resultado final la ropa limpia y con un aroma agradable.

 

Estas maquinas tienen una conducta inteligente porque toman decisiones y facilitan la vida de la gente con sus acciones, pero en realidad todas esas decisiones carecen totalmente de libertad, es decir, que una maquina no tiene la opción de elegir cuando funcionar, que hacer o dejar de hacer, porque solamente está programada para seguir ciegamente las ordenes de quien la está utilizando.

 

Entonces al obtener un resultado correcto, la maquina puede considerarse inteligente, aunque en medio de todo el proceso, las decisiones tomadas, no son decisiones conscientes porque solo cumple con su función, siguiendo un conjunto de reglas y nunca se cuestiona sobre eso.

 

Aunque el hecho de ser inteligente, no necesariamente indica que son conscientes, es decir, que una cosa no está directamente interconectada con la otra, por lo tanto, puede existir gente muy inteligente pero a la vez muy poco consciente.

 

Pero en la vida siempre es esencial mantener un cierto equilibrio, en todo ámbito con respecto a cualquier tema en específico, es decir, que como seres humanos no podemos enfocarnos únicamente en ser inteligentes porque al hacer eso estaríamos descuidando otra área, que es igual de importante que la inteligencia, me refiero a la conciencia.

 

 

 

 

¿Qué es la conciencia?

 

Inteligencia Y Conciencia

conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia

 La conciencia es la capacidad de saber que estoy tomando decisiones, saber lo que soy y quien soy para ser consciente de lo que puedo hacer y lo que no puedo hacer, prácticamente es comprender que te estás dando cuenta de cómo son las cosas en realidad.

 

De la misma forma que sucede con los aparatos tecnológicos, los seres humanos también tomamos decisiones inteligentes, pero muy pocos son realmente conscientes de porque o para que hicieron esa elección.

 

Existen muchas personas que son demasiado inteligentes en un campo determinado, básicamente toman decisiones de acuerdo a normas o programas que están en su mente.

 

Por ejemplo, una persona formada en estudios académicos, puede tener mucho conocimiento grabado a través de libros o clases que están almacenados en su disco duro mental.

 

Si todo ese conocimiento se grabo en su mente como si fueran reglas, las misma le ayudaran a tomar muchas decisiones correctas pero eso no significa que sus decisiones sean libres.

 

 

¿Cómo sabemos si una decisión es realizada con libertad?

 

 

Algo que indica indudablemente si una decisión es libre, es cuando la persona puede cambiar o modificar esas reglas para mejorar su decisión en base a lo que está viviendo, porque es capaz de cuestionarse y analizar si lo que hace es lo mejor o lo peor en base a su situación personal, es decir, que no se aferra únicamente a sus ideales, no se deja cegar totalmente por su ego porque reconoce que siempre puede seguir cambiando sus pensamientos para evolucionar su conciencia.

 

En este caso podemos decir con total seguridad que esa persona es consciente. Lo curioso es que la mayoría de la gente inteligente, tienen muchas reglas incorporadas de su carrera universitaria o su especialidad laboral que aplican automáticamente de forma natural pero de manera inconsciente.

 

Por ejemplo un especialista en filosofía que está fanatizado completamente con Nietzsche, que le encanta todo lo que viene de este filósofo, en su mente comprende la profundidad de la filosofía, pero a causa de su fanatismo detesta a los otros tipos de filósofos debido a que solo se siente identificado con una sola corriente filosófica en particular.

 

Así que, a medida que fue incrementando sus conocimientos en filosofía, logro ampliar su inteligencia mientras que perpendicularmente también fue perdiendo su libertad de pensamiento para considerar otras corrientes, para reflexionar con otras fuentes, así que al tener una mentalidad cerrada ante otras opiniones externas que no encajan con su propia creencia, su inteligencia será muy limitada.

 

Podemos llegar a la conclusión de que una maquina puede ser inteligente porque toma decisiones, puede hacer miles de actividades, pero nunca puede ser consciente,  prácticamente porque no sabe ni siquiera que existe, precisamente, el ser humano es el único ser que es consciente de su propia existencia.

 

El ser humano tiene la capacidad de ser consciente, pero lo paradójico aquí es que muy poca gente es realmente consciente, porque la gran mayoría hacemos lo que hacemos de forma  automática casi como si fuéramos una máquina.

 

Por lo tanto un ser humano puede ser consciente como inteligente, personas muy estructuradas son las que desarrollaron mucho la inteligencia y poco la consciencia, mientras que, las personas que son sabias y libres son las que desarrollaron mucho la consciencia y poco la inteligencia.

 

Existe la creencia colectiva en la sociedad de que una persona por repetir algo constantemente durante muchos años, puede llegar a aprender la profundidad de lo que está haciendo, cuando en realidad no siempre suele pasar que la persona llegue a comprender lo que está haciendo totalmente.

 

Por ejemplo, muchas veces pude observar, cuando estaba en un bar, que no todos los mozos o meseros saben realizar correctamente su trabajo, inclusive gente que llevaba demasiados años trabajando atendiendo y sirviendo al publico nunca lograron aprender cómo hacer que el cliente se sienta cómodo mientras le toman su pedido.

 

 

¿Porque luego de tanto tiempo, ese trabajador nunca aprendió a atender correctamente, a preguntar respetuosamente, usar la empatía, la simpatía, la amabilidad, la solidaridad de preocuparse por el otro para que el cliente pueda recibir una mejor atención que le permita sentirse satisfecho con el servicio que recibió en ese lugar?

 

Del mismo modo, durante reiteradas veces, pude ver que mozos jóvenes, sin experiencia alguna en el rubro, contaban con todas las cualidades descriptas anteriormente y que las aplicaban naturalmente cada vez que interactuaban con el público.

 

Entonces es ahí donde surge la incógnita de porque algunos son capaces de desarrollar ciertas habilidades en poco tiempo y otros nunca llegan a comprender realmente como mejorar personalmente.

 

Básicamente esto sucede por un solo motivo:

 Porque la persona acciona de forma instantánea e instintiva, es decir, que no es para nada consciente de lo que está haciendo.

 

Uno se pregunta:

 

¿Se puede estar haciendo algo durante muchos años y nunca aprender a hacerlo correctamente?

 

Si, aunque te parezca increíble, esto sí es posible, debido a que el orgullo de la persona nunca le permite aceptar que se puede estar equivocando, así que seguirá actuando de la misma forma durante un largo periodo de tiempo hasta que sea consciente de sus errores, si es que alguna vez llega a plantearse el hecho de que está haciendo las cosas mal, porque también es muy probable que el sujeto nunca llegue a pensar que el error es el mismo.

 

Es muy común pensar que este tipo de cosas se aprenden con el pasar de los años, mientras que en realidad, el ser humano puede aprender o mejorar solamente cuando presta atención a lo que hasta haciendo,es decir, únicamente puede aprender al poner conciencia en ese tema en específico.

 

Si ese mozo fuera consciente de lo que está haciendo, comenzaría a averiguar cómo hacer para desarrollar plenamente sus habilidades laborales, trabajando más la empatía, la escucha y el hecho de preguntar humildemente si la gente necesita algo más.

 

Todo esto actualmente sucede mucho con la gente en su trabajo, en sus relaciones amorosas y amistosas, que de un momento para otro se encuentran peleando, discutiendo, atormentándose  la vida con emociones negativas todo el tiempo solo porque viven en un estado de inconsciencia absoluta.

 

 

 

 

 

El Estado de Inconsciencia

 

Inteligencia Y Conciencia

conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia conciencia

La inconsciencia es exactamente todo lo contrario a la conciencia, es una cualidad de la persona que actúa de forma irracional e imprudente porque  no mide las consecuencias de sus actos, básicamente es “no prestar atención”, lo interesante es que las personas poco conscientes no pueden aprender a menos que sea de forma automática a través de las grandes fatalidades y tragedias de la vida.

 

Por ejemplo una persona que es despedida de su trabajo, tiene la posibilidad de ponerse a pensar sobre porque fue despedido y plantearse la duda de si estuvo trabajando mal durante todo este tiempo.

 

Aunque también es altamente probable que se enoje con el jefe o los compañeros del trabajo pensando que es injusto lo que le sucedió para finalmente sumergirse en la frustración mientras le echa la culpa a algo o alguien externo por su situación.

 

Todo en sí depende del nivel de conciencia del individuo, si es alguien que nunca realiza una autocritica de sus comportamientos y actitudes, entonces no analizara, no sacará conclusiones y principalmente no podrá obtener una enseñanza sobre lo sucedido.

 

 

“Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la consciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”

Carl Jung

 

Una característica principal de la inconsciencia es accionar desde el ego,  buscando separar o etiquetar a las personas, situaciones o vivencias diarias, estableciendo diferencias con rótulos físicos, ideológicos, políticos, religiosos o espirituales, tratando de crear una grieta y una lucha constante sobre quien es superior o mejor en la humanidad.

 

Cuando la persona inconsciente  se fanatiza por algo en particular comienza a disgregar todo a través de los prejuicios y críticas constantes, separar es lo que le permite vivir en la ignorancia y no comprender las cosas porque al hacer eso cada vez se distancia más de la verdad que únicamente puede ofrecerle la conciencia universal.

 

Entonces al tener la mente tan fraccionada en distintas creencias limitantes, con diferentes clases de conflictos internos, generará distorsiones cognitivas, disociación, mecanismos de defensa que le  impedirán despertar la conciencia, porque viviendo así la mente se sentirá completamente perturbada y jamás logrará  estar en armonía.

 

Es lamentable pero en la actualidad gran parte de la población mundial se encuentra viviendo en estado inconsciente porque solamente siendo inconsciente se puede robar, asesinar, violar, estafar, sentir celos, envidia, ira, enojo y  escalando hasta llegar a maltratar física o verbalmente a otro ser humano.

 

Todos conocemos la clásica escena en las caricaturas o películas cuando el personaje principal está pensando en si debe hacer algo o no, entonces instantáneamente aparecen en forma de miniaturas, un ángel en su lado izquierdo y un diablo en lado derecho.

 

Dejando de lado que a simple vista es algo infantil y analizando la profundidad de la situación, este es un claro ejemplo, de la dualidad eterna que estará siempre en la mente de una persona, me refiero al hecho de actuar de forma consciente o inconsciente, de ser reactivo o proactivo, de dejarse liderar por su autoestima o por su ego.

 

Lo ideal aquí es buscar llegar a ser totalmente conscientes en la áreas de nuestra vida donde lo necesitamos, con la intención de aplicar la inteligencia para aprender a identificar y resolver nuestros problemas personales.

 

Si somos intolerantes e impacientes, entonces lo mejor será practicar la paciencia y la escucha recurrente, si somos nerviosos o violentos, lo mejor será buscar una forma de relajarnos que puede ser mediante la meditación o la reflexión paulatina, esto puede variar de acuerdo a la mentalidad de cada persona.

 

Los mejores ejercicios que existen para ampliar el nivel de conciencia es cuestionarse sobre cómo ser más positivo para comprender la importancia de ser solidarios, de ayudar desinteresadamente, de ser más compasivos ante los que se equivocan, ser más flexibles para lograr aceptar  y respetar a los que tienen pensamientos diferentes a los nuestros.

 

La conciencia es el estado más elevado, puro y perfecto de ti mismo, es tu verdadero yo que busca trascender el egoísmo propio para llegar a producir pensamientos y comportamientos inclinados hacia el bienestar de la humanidad, es decir, que coloca a todos los seres vivos en una igualdad absoluta, amorosa y perfectamente equilibrada.

 

Si uno comienza a buscar el bien común, intentará alinear sus pensamientos y sentimientos hacia el amor altruista, concentrándose más en construir antes que destruir, en hablar antes que gritar, en comunicarse asertivamente antes que imponer autoritariamente, en abandonar los viejos resentimientos del pasado para perdonar y abrazar las nuevas oportunidades del futuro.

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>