La actitud determina tu realidad0

La actitud determina tu realidad alt

La actitud es la forma de actuar de una persona, podemos decir que es el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas. Tu actitud determina prácticamente todos los resultados de tu vida.

Puedes tener muchas capacidades y aptitudes a tu favor, pero sin la actitud correcta no podrás sacarles provecho a nada. Nuestra actitud está intensamente relacionada con la realidad que estamos viviendo y a su vez la realidad de una persona se determina a partir de la percepción que tiene del mundo.

La realidad es diferente para todos. Mi percepción de las cosas es totalmente distinta a la tuya. Hay distintas interpretaciones, lo que para ti fue un horror para mi tal vez no, y vise-versa. Todo lo que sucede toma un significado diferente a los ojos del espectador. Lo que para alguien fue un hermoso día soleado, para otro pudo haber sido un día pesado, exhaustaste y de mucho calor.

 

Existen dos tipos de realidades

 

La realidad circunstancial

 

Seguro escuchaste en algún momento las frases derrotitas que dice la gente, como por ejemplo, “Me siento mal pero bueno…Esto fue lo que me tocó” “Ya no lo puedo cambiar” “Lamentablemente no tuve mucha suerte” ¿Por qué crees que dicen esto? Lo dicen porque viven de acuerdo a las circunstancias. Están estancados y su percepción de la vida será negativa.

La realidad circunstancial es propia de alguien que no tiene objetivos, una persona que está a la deriva y sin un rumbo fijo, alguien que perdió el sentido de vivir. Los proyectos que tengas, tus sueños y tus metas cambian tu realidad. Si tienes algo por lo que trabajar todo los días dejarás de depender de las circunstancias y te acercarás cada vez más a una realidad ideal.

 

La realidad ideal

 

Es la realidad en la cual podemos proyectar hacia el futuro, visualizando todo lo que haremos, cambiando comportamientos que evitan que progresemos en cualquier área de la vida. Esta realidad te mantiene enfocado en algo, tienes un objetivo claro y las circunstancias ya no importan. No importa si en la actualidad estas pasando un mal momento porque tu mente no está enfocada en la el mal momento, tu mente está enfocada en tu objetivo.

¿Sabías que la mayoría de gente que logro ser exitosa y  que consiguió dejar una huella en la historia de la humanidad no triunfaron porque eran “especiales” o porque poseían capacidades “fuera de lo común “ o porque eran  “bendecidos por un talento innato desde que nacieron”?

Los que consiguieron alcanzar el éxito y triunfar en su vida decidieron emprender un camino totalmente diferente al que suele seguir la gente, innovaron y  se “desmarcaron” del prototipo que se consideraba exitoso en la sociedad.

Crearon su propia realidad ideal, dejaron de lado las críticas, los insultos y la descalificación de los demás. Se desprendieron de las situaciones y personas que obstruían el camino hacia sus metas.

 

 Como es una persona con actitud

La actitud determina tu realidad alt

 

Una persona con actitud mira la con vida con entusiasmo, mantiene un comportamiento optimista y refleja sus pensamientos a través de sus acciones. No se deja condicionar o influenciar por personas o situaciones externas. No son las condiciones lo que determinan su destino, porque lo que verdaderamente dibuja el camino de una persona son las decisiones que toma.

Alguien con actitud ve una oportunidad en cada dificultad, es decir, que tiene la posibilidad de decidir en que  escenario colocarse, puede elegir entre ser un espectador o un protagonista.

Un espectador es alguien que espera que las oportunidades le lleguen por arte de magia, mantiene un estado pasivo, una actitud completamente dependiente de la situación que lo rodea o de quienes se encuentran a su alrededor.

Por ejemplo: Mucha gente se siente cómoda criticando al resto, algo muy común que suele suceder es que al estar acostumbrados a observar desde afuera en modo de espectador, desarrollamos un hábito de creer que tenemos el derecho a criticar a los jugadores de futbol por su desempeño en el partido y en la cancha.

Cuando en realidad si nuestros roles se invirtieran tendríamos una opinión totalmente diferente sobre la situación.  Ya que no es lo mismo hablar de futbol sin nunca haber pisado el terreno de juego y haber experimentado las emociones de estar en un partido de fútbol. Dependiendo de si estas siendo el protagonista o el espectador de una situación tu opinión variará enormemente.

Un protagonista es alguien que tiene una misión establecida en su mente y utiliza la visión para proyectarse hacia dónde quiere llegar. Son del tipo de personas que eligen tomar acción y movilizarse para conseguir lo que desean. Ellos deciden pasar del pensamiento a la acción o directamente dejan de pensar tanto y se aventuran siguiendo sus ideales.

Ser protagonista es dejar de mirar a otros y comenzar a observarnos a nosotros mismos. Ver los errores de la gente y resaltarlos es muy fácil, lo que no es fácil es ver nuestros propios errores. Alguien que es protagonista en su vida deja de pretender que los demás cambien, en lugar de eso el mismo produce el cambio.

 

La actitud según el contexto

 

Generalmente las personas tienen la misma actitud en el trabajo, la familia, los amigos etc. No saben cambiar su actitud y adaptarla en el ambiente y contexto necesario.

Cuando nos acostumbramos a comunicarnos de una manera en nuestra vida, ya sea porque lo repetimos constantemente o porque nos gusta, comenzamos a repetir esa actitud en cualquier ámbito.

Conozco a una persona que es militar retirado del ejército y durante toda su vida en el trabajo fue alguien muy autoritario, soberbio y de mentalidad cerrada. En su trabajo este tipo de actitud es aceptable, lo curioso de esto es que él ya es está jubilado y sus días de trabajo terminaron, sin embargo continúa siendo alguien autoritario con sus familiares, amigos y conocidos. Esto le trajo muchos problemas, sus amigos comenzaron a percibirlo como alguien egoísta e irritante, entonces sus relaciones interpersonales se vieron gravemente afectadas.

Al mantener esta actitud durante mucho tiempo en el ejército este hombre se acostumbró a relacionarse de esa forma con las personas, entonces el problema radica en que no podemos comportarnos de la misma forma en distintos ámbitos. La actitud correcta seria comportarse de forma autoritaria en el trabajo, pero en el momento que cambie de ámbito tendría que asumir que es un ciudadano más y entonces debería comportarse normalmente con los demás. Tal vez en el trabajo seas el jefe, pero en la calle no lo eres.

Para desarrollar una comunicación asertiva con las personas que nos rodean, es necesario que aprendamos a moldear nuestra actitud de acuerdo a la situación y el contexto en el que nos encontremos.

¿Te comportas igual con tus padres, amigos y en el trabajo? En caso de que tu respuesta sea afirmativa, te recomiendo que analices cuidadosamente tus comportamientos y observes si realmente están contribuyendo a crear una relación sólida con la gente o si te están perjudicando y produciendo que las personas sientan rechazo hacia ti.

Es fundamental que seas consiente sobre cómo es tu actitud frente al mundo, por lo tanto es recomendable aprender a calibrar que tipo de actitud debemos adoptar ante cada situación que se nos presenta en la vida.

Las personas muy pocas veces admiten que necesitan un cambio en su vida para mejorar y ser más felices. Debemos acostumbrarnos al cambio porque si no estamos dispuestos a cambiar es imposible que aprendas a moldear tu actitud.

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>