La tristeza0

La Tristeza

La tristeza es algo por lo que pasamos la mayoría de los seres humanos y si todavía no viviste una etapa de tu vida llena de tristeza, no te preocupes, que en algún momento sucederá debido a que forma parte de la propia naturaleza, simplemente porque es necesario que aparezca la tristeza para que logres crecer emocionalmente.

 

 

Es lo que mantiene el equilibrio en el universo emocional de las personas y también es lo que nos permite conocer cuáles son nuestras preocupaciones y vacíos emocionales.

Para algunos la tristeza es moneda corriente de cada día, duermen con tristeza, se levantan con tristeza y trabajan con tristeza, básicamente se sienten tristes el %80 del tiempo, definitivamente seguir ese estilo de vida te guiara directo a una vida llena de emociones negativas y autocompasión por ti mismo.

 

También existen momentos en los que es absolutamente comprensible sentir tristeza, como por ejemplo la muerte de alguien cercano o una gran pérdida que te provoca sufrimiento como el fin de una relación amorosa.

En este tipo de situaciones la tristeza puede brindarte un tiempo a solas para escuchar tus pensamientos e inclusive para reflexionar acerca de lo que sucedió, todo esto con el objetivo de asimilar la realidad que ocurre actualmente en tu vida.

A veces durante reiteradas ocasiones podemos sentirnos desbordados por la tristeza, no sabemos cómo controlarla, entonces cualquier palabra, persona o situación es suficiente para sacarte una lagrima y hacerte recordar cosas que te hacen sentir culpable e infeliz.

 

El origen de la tristeza puede ser por diferentes motivos o causas, claramente la mentalidad de una persona influye demasiado en el nivel de importancia que le asigna a la tristeza, algunas veces la gente suele exagerar mucho su tristeza, tal vez para conseguir más atención de sus familiares o porque sienten mucha angustia en su interior y no saben cómo reaccionar correctamente.

 

 

 

 

 

La Tristeza y la Soledad

están unidas

 

 

La Tristeza

 

La Tristeza y la soledad están completamente relacionadas la una con la otra, prácticamente son dos etapas por las que cualquier ser humano atraviesa sin duda alguna, por lo tanto, si tú en estos momentos piensas que estas pasando por un periodo de tristeza o soledad sigue leyendo el artículo porque aquí explicare las características de las mismas. 

Antes que nada, debemos aclarar que las personas a lo largo de nuestra existencia experimentamos diferentes emociones y sentimientos para aprender a identificar cada uno de ellos, es decir, que la tristeza y la felicidad son las dos caras de una misma moneda.

 

Son los polos opuestos que de una manera u otra te permiten saber cuando estas feliz o cuando te sientes deprimido, ambos se complementan mutuamente, así que podemos decir que para conocer la felicidad es necesario que primero vivas en carne propia su lado contrario y poco agradable llamado tristeza.

 

Porque si lo piensas bien:

 

¿Cómo seriamos capaces de reconocer a la tristeza si no podemos compararla con otras sensaciones?

 

¿Si te sintieras feliz durante toda tu vida serias consciente de eso?

 

¿Apreciarías la felicidad de la misma forma si la tuvieras en grandes o pequeñas cantidades?

 

¿El planeta tierra sería mejor si todos sintiéramos solamente un pequeño conjunto de emociones diariamente?

 

 

Por supuesto que no, tal vez las cosas serian un poco más tranquilas y predecibles si todo el mundo se sintiera feliz el %100 del tiempo, pero a la larga, las cosas se tornarían monótonas y aburridas porque lo que realmente mueve a la humanidad para avanzar o retroceder en la vida son las distintas clases de emociones negativas o positivas.

Es como si quisieras pintar un cuadro con un solo color, imagina que solo utilizaras el color negro en un paisaje de la naturaleza, prácticamente el dibujo no tendría mucho sentido si lo hicieras así, en cambio si le agregas diferentes clases de colores con tonalidades fuertes o claras tu pintura se convierte en algo más atractivo y emocionante ante los ojos del espectador.

 

Así que sentir una sola emoción no es la solución a todos los problemas, no te haría la vida más fácil, por el contrario, solo la complicaría porque desconocerías e ignorarías la otra gran parte de tu vida.

Entonces la inmensa cantidad de emociones es lo que nos permite tener una perspectiva más amplia sobre la vida y la humanidad.

El secreto de esto es aprender a superar los obstáculos que nos perjudican diariamente, estoy hablando de lo que nos hace sentir tristeza la mayor parte del tiempo y nos mantiene prisioneros de los pensamientos negativos habitualmente.

 

La tristeza y la soledad se encuentran conectadas porque cuando uno se siente triste, lo primero que hace es separarse de las demás personas, ya sea aislándose en su casa dedicándose a llorar y lamentarse mientras recuerda el pasado o también puede ser que te encuentres rodeado de personas pero igualmente te sientes solo/a porque te niegas de compartir tus sentimientos con los demás, de una forma u otra la soledad se encuentra presente en estos casos.

Lo mejor que puedes hacer es aprender a encajar cada cosa en su sitio, debes dejar de sentir lástima por tu situación, porque  la tristeza y la soledad tienen que convertirse en viejos recuerdos de tu pasado no en realidades latentes de tu presente .

Me refiero a que deben formar parte de ese pasado en el que te sentías melancólico, desanimado y desmotivado, en el que nada te llenaba o te hacía sentir de buen humor.

 .

Es necesario que aprendas a encajar cada cosa en su respectivo lugar para que en la actualidad logres decir:

 

“Reconozco que estuve muy mal anteriormente, pero ahora estoy mucho mejor porque logre superar eso y mejorar mi vida”

 

La tristeza y la soledad son estados emocionales transitorios, que aparecen para dejarnos una enseñanza y desaparecen luego de un tiempo, por eso nunca deben ser un estado deseado o buscado, de lo contrario la frustración e indignación florecerán en tu vida constantemente.

Todos conocemos a esa persona solitaria que cuando lo saludas y le preguntas “Como estas?” te responde con un “Bien” mientras que su lenguaje corporal y sus expresiones faciales expresan totalmente lo opuesto a lo que dice, mostrando una sonrisa falsa para encubrir como se siente de verdad.

 

La verdad es que los seres humanos somos criaturas diseñadas para vivir dentro de una sociedad, relacionándonos continuamente para lograr progresar en la vida emocional y social, así que vivir completamente en soledad seria desafiar el orden natural de nuestra especie.

Nadie puede ser feliz estando toda la vida solo, es absolutamente necesario el contacto con otros seres para cambiar nuestras ideas y reformular los pensamientos que tenemos continuamente.

Si bien es cierto que existen periodos en los que la soledad puede ayudarte a meditar, conocerte interiormente e identificar la raíz de tus problemas, pero asegúrate de no quedarte durante mucho tiempo en ese ciclo porque si lo haces, tarde o temprano esa soledad te consumirá y  terminara convirtiéndose en tristeza absoluta.

 

Porque las personas somos emocionales, necesitamos esas experiencias emocionales que únicamente son capaces de proporcionarnos otros seres externos a nosotros, para  sentir que estamos vivos y reafirmar que la vida vale la pena ser vivida desde el inicio hasta el final.

Por esta razón es que la soledad y la tristeza están vinculadas plenamente. Además de que permanecer demasiado en la soledad puede volverte alguien muy pesimista, negativo e inseguro de si mismo.

 

Con una visión pobre e ignorante de la realidad, rechazando el cariño de la gente y encerrándote en una burbuja donde solo estés con tus propios pensamientos y cultivando una mentalidad cerrada e intolerante con las opiniones de la gente.

Por lo tanto si consideras que te encuentras o que estas en un periodo de soledad desde hace un largo tiempo, es momento de que dejes tu orgullo personal de lado para reconocer tus errores y enfoques tu mentalidad para producir ese cambio que sabes que necesitas urgentemente.

 

Es curioso, pero la mayoría de las personas prefieren quedarse toda la vida quejándose, lamentándose y echándose la culpa a ellos mismos o a terceros antes que admitir sus fallos e intentar cambiar o mejorar su situación personal.

Lamentablemente a la gente le encanta hablar sobre sus problemas y conflictos pero cuando reciben un consejo o una sugerencia que puede ayudarlos se niegan rotundamente a cambiar, es como si ellos desearan quedarse viviendo cómodos en la tristeza o la soledad que le ocasionan sus dificultades personales.

Las personas siempre tienen los mismos comportamientos, siempre accionan de la misma forma y esperan nuevos resultados en su vida, entonces cuando no los obtienen empiezan a hacerse mala sangre pensando que los demás son el problema y ellos son la perfección que no se puede equivocar nunca.

 

Existen variados ejemplos, desde el hombre que asegura que todas las mujeres son interesadas y solamente buscan dinero en una relación hasta la mujer que dice que todos los hombres son mujeriegos e infieles, son personas que generalizan todo debido a una mala experiencia y sacan una conclusión negativa de acuerdo a eso.

Estos casos tienen una característica en común y es que ninguno de ellos pensó por un momento que el error era propio, para nada, es mejor señalar con el dedo y echarle la culpa a otros antes que admitir que yo no soy perfecto.

Si siempre buscas en el mismo lugar obviamente que siempre encontraras la misma clase de hombres/mujeres que te decepcionen como pareja, del mismo modo que si siempre te comportas de una forma en particular, siempre vas a tropezarte con la misma piedra una y otra vez.

 

Esto no es un teorema de física cuántica que sea difícil de entender, de hecho cualquiera puede entenderlo, solo tienes que mirar la situación con nuevos ojos y desde una perspectiva totalmente diferente a como lo hacías antes.

Si sientes tristeza por algo o alguien, tomate tu tiempo para analizar y aprender sobre lo que sucedió, pero no hagas que la tristeza sea un hábito recurrente mientras estés vivo.

 

León Tolstoi solía decir:

 

“Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”

 

Esta frase deja en evidencia una verdad universal, porque si te niegas a realizar un cambio en tu personalidad, no podrás mejorar tu vida, si no puedes mejorar no lograras progresar y el progreso es la esencia de la vida misma.

 

 

 

 

Como Gestionar

La Tristeza

 

 

La Tristeza

 

 

Cuando hablamos de aprender a controlar la tristeza no nos referimos a ser un androide sin sentimientos que no se preocupa por nada y que le da igual como sea su vida, para nada, lo que trato de exponer es que a veces la tristeza si se vive en grandes cantidades puede llegar a perturbar nuestro estado emocional e influir desmesuradamente en la forma que nos relacionamos con nuestros conocidos.

Es por esta razón que para aprender a controlar la tristeza debes saber que tu mente condiciona tus pensamientos y de acuerdo a tus pensamientos surgen tus emociones que pueden contribuir de forma positiva a tu vida o pueden destruir tu estado de ánimo gradualmente.

 

Básicamente te conviertes en lo que piensas, así que si todo el tiempo estas autocompadeciendote por lo que sea que estés pasando, si solamente te dedicas a generar lastima en los demás por tu situación actual, de esa forma estaras cooperando para caer en un bucle de depresión profunda.

Como dije anteriormente, debes saber identificar las cosas, eso quiere decir que si te sientes triste es necesario que te tomes un breve descanso para pensar sobre lo sucedido, para descargarte o llorar, pero no alargues demasiado esos momentos  de reflexiones porque a la larga eso afectara tu vida y la de tus seres queridos.

 

Entonces para controlar la tristeza tienes que seguir una serie de sugerencias:

 

 

 

No te fastidies tanto por las

Pequeñas cosas de la vida

 

Tengo un conocido que una vez mientras conversábamos me contaba que su hija adolescente se ponía triste y se deprimía cuando no la dejaban salir con sus amigas o cuando no le proporcionaban dinero para salir de compras mensualmente, lloraba en grandes cantidades y gritaba que era un mal padre cada vez que le negaban este tipo de cosas.

Si de verdad quieres aprender a gestionar la tristeza debes comprender que no puedes ponerte triste por las cosas sencillas de la vida, porque si eres tan susceptible cualquier situación  afectara a tu buen humor y te pondrás sensible o a llorar por cualquier cosa librada al azar.

Si te la pasas triste todo el tiempo, te molestara cualquier cosa y la angustia se presentara cada rato, haciendo que te pierdas grandes oportunidades de conocer nueva gente o nuevos lugares que pueden alegrarte el día.

 

Si cada vez que tienes una dificultad lo sobreexageras y lo conviertes en un “gran problema que puede arruinarte la vida”, estarás todo el tiempo en un estado de histeria y nerviosismo que te harán preocupar por cosas sin importancia.

Por supuesto que existen problemas en los que es imposible no ponerse triste, pero no te dediques a hacer que tus dilemas personales parezcan del tamaño de una casa, porque exagerando las cosas o quejándote reiteradamente no te brindara ninguna solución, solo te traerá amargura y sensaciones desagrables.

 

Si estas pasando por épocas duras en tu vida, esas etapas cuando los problemas te sobrepasan y no sabes que hacer, es totalmente lógico que te invada la tristeza y la impotencia.

Lo que no puedes hacer es dedicarte a llorar durante horas y horas  todos los días mientras pasan las semanas, meses o años sin buscar una forma de solucionar eso que tanto te agobia, esto ya seria victimizarse por lo que estas pasando y dejar que la tristeza te controle completamente.

 

 

¿Y seguramente tú no quieres eso para tu vida verdad?

 

Tampoco hay que irse al otro extremo y minimizar los problemas restándole la importancia que se merecen, lo ideal es aprender a medir tus dificultades de la forma correcta, esto te permitirá tener una perspectiva realista de la circunstancias para evitar inflar tus contratiempos y dejar de preocuparte por lo que no es necesario.

 

 

 

Comprende Tu Tristeza

 

Mucha gente se dedica a evadir las preguntas de los demás cuando ellos notan que se sienten tristes, negar la realidad no te ayudara en nada, esconder o reprimir tus sentimientos solo te hará sentir más miserable, así que si lo consideras necesario, cuéntale tus problemas a alguien, tal vez puedas obtener una solución del otro lado.

Existe gente tiene la falsa creencia que demostrar la tristeza es signo de debilidad o fragilidad personal, especialmente en los hombres, cuando en realidad  se perjudican mucho más si es que deciden reprimir como se sienten interiormente.

 

Así que cuando estés triste llora, comparte con alguien como te sientes, descárgate de la forma que más te ayude a dejar ir ese estado de tristeza, pero asegúrate de nunca cometer el error de reprimir tus emociones porque sino mas adelante eso puede manifestarse en forma de enfermedad y comenzar a dañar tu salud.

Si te sientes identificado con este comportamiento, es momento de que cambies tu forma de ver la tristeza, porque sentirse triste no es absolutamente negativo, ya que la tristeza te permite recapacitar y si sabes aprovechar esto puedes convertirlo en algo positivo para tu autoestima.

 

Lo mejor que puedes hacer cuando entres en un estado de tristeza es comprender que es un proceso necesario en tu vida y en la de cualquier otro ser humano, para que cambiemos nuestros pensamientos y aprendamos a valorar las diferentes cosas que nos ofrece la vida.

Prácticamente tienes que olvidarte de las viejas ideas que tienes sobre la tristeza, no debes relacionar la palabra “tristeza” con algo desesperante que te hará sufrir y que te lastimara cada vez que la sientas.

 

Cuando relacionas a la tristeza con malas sensaciones que te hacen sentir incomodo solamente la estas negando, si la niegas es más probable que no quieras expresarla libremente, entonces lo primordial para aprender a controlarla es Aceptar la tristeza.

La aceptación de la tristeza es un paso fundamental para entender el porque nos sentimos tristes e instantáneamente cuando la aceptas estas dejando ir la causa que provoco que te pusieras tan triste y angustiado.

 

Algo muy importante para comprender tus emociones ser agradecido por lo que estas pasando…

 

¿Agradecer a la tristeza por hacerme sufrir y llorar todas las noches?

¡NI LOCO/A!

 

Espera un momento, recuerda lo que dije más arriba, debes dejar de asociar:

 

Tristeza = Sufrimiento = Dolor = Desesperación = Sentirme culpable

 

Y reemplazarla por otra definición mucho más optimista que es:

 

Tristeza = Reflexión = Recapacitar = Aprendizaje= Oportunidad de cambio

 

 

¿Te parece algo raro y absurdo agradecer por todo esto?

 

Ponlo en práctica y podrás observar los resultados productivos que obtienes en el procedimiento.

Cada vez que sientas que la tristeza aparece en tu vida, trata de comprenderla, aprende de ella y disfruta todo ese proceso, porque aunque te cueste aceptarlo, la tristeza es una emoción que sentirás mas de una vez mientras transites el camino de la vida.

Esa es la forma en la que consigues realmente aprender a controlar la tristeza y no al revés dejándote controlar como una marioneta por la misma.

Al hacer esto estarás beneficiando a tu autoestima, aportando a tu madurez emocional y principalmente enriquecerás a tu inteligencia emocional.

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>