Los hábitos en tu vida0

Los hábitos en tu vida alt

La palabra hábitos (Proviene del latín “habitat” que significa cultura y representa el lugar en donde vivimos). Los hábitos son patrones de comportamiento que se dividen en: conocimientos, actitudes y destrezas

 

 

Y como éstos son aprendidos, nuestros hábitos constituyen una segunda naturaleza, no son nuestra verdadera forma de ser. Deberíamos evitar auto-definirnos basándonos en nuestros hábitos y comportamientos característicos.

 

 

Existen hábitos que son benéficos para tu vida a los que les llamaremos hábitos de efectivos, y también existen hábitos que te perjudican que los llamaremos hábitos inefectivos, ambos pueden ser aprendidos como también desaprendidos. Es necesario encontrar un balance sobre las acciones que realizas en tu vida para poder saber que hábitos aumentan tu productividad y cuales la disminuyen.

 

 

 

 

Efectividad y Balance

 

La gente confunde el término “ser efectivos”, generalmente lo relacionan a obtener resultados. Obtener resultados es ciertamente una parte importante del “ser efectivos”, pero no lo es todo. La efectividad tiene también una segunda dimensión. Esta segunda dimensión de la efectividad es la preservación y ampliación de nuestros recursos.

 

Por recurso, entendemos algo más que sólo dinero, objetos materiales, equipos y construcciones.

 

 

Estamos hablando de salud física, agudeza mental, estabilidad mental, destrezas, conocimientos, valores y relaciones con otras personas. Estos intangibles son recursos absolutamente necesarios e imprescindibles, porque no podemos producir resultados sin ellos.

 

Por eso es que la gente exitosa suele prestarle mucha atención a esto y es debido a que esta definición de efectividad tiene la dimensión extra que mencionamos anteriormente.

 

 

 

 

 

Hábitos que se convierten en

costumbres

 

Los hábitos se convierten en una costumbre cuando son repetidos frecuentemente. Haces tantas veces lo mismo que se auto – incorpora a tu conducta cotidiana, se convierte en una acción que se interioriza de tal forma que muchas veces la realizas de manera automática, sin ser consciente de que lo estás haciendo, cuando anteriormente mientras no era un habito, necesitabas focalizar tu atención para llevarlo a cabo correctamente.

 

Lavarse los dientes luego de despertar, preparar el desayuno cada mañana, leer el periódico, ducharse antes de salir de casa, conducir tu coche, son ejemplos de hábitos que por su constante repetición se transformaron en conductas automáticas que no necesitan tu completa atención y concentración una vez que logras asimilarlas e interiorizarlas. Cuando entras en este estado de piloto automático, es porque tus hábitos ya se transformaron en una costumbre.

 

 

 

 

Cuando los hábitos resultan negativos

 

 

Los hábitos en tu vida alt

 

 

Los hábitos negativos son la primera barrera que debemos derribar si deseamos progresar. Llegar a una meta no es tan solo tomar la decisión de hacerlo, también significa dejar atrás todo los hábitos que pueden impactar negativamente en  tu objetivo.  Aquí falla la mayoría de la gente y te lo explicaré con un ejemplo muy sencillo.

 

Cuando alguien comienza una dieta para adelgazar es  sumamente necesario modificar todo tipo de hábitos negativos y cultivar hábitos positivos. Si comes demasiado por la noche ya no lo hagas, ese hábito se convirtió en una costumbre, pero como dijimos anteriormente éstos pueden ser desaprendidos.

Si nunca haces ejercicio, entonces agrega este hábito positivo a tu vida. La resta de hábitos negativos y la incorporación de hábitos positivos serán la fórmula que te dará resultados. Muchas veces suele suceder que sabemos que hay algo que nos mantiene frustrados o que está desestabilizando nuestra vida, pero no logramos identificar y ver con claridad cuál es el verdadero problema.

 

A continuación describiremos hábitos negativos que generalmente son los más influyentes a nivel productividad en la vida de una persona:

 

 

 

Impuntualidad

 

A pesar de que no es considerado muy importante, con el tiempo se convierte en un problema cuando sucede de manera recurrente, empieza a salir a la luz desde el momento en el que decidimos comenzar a relacionarnos con los demás seres humanos. 

Ser impuntual te perjudica a nivel personal, arruina tu imagen, puede cambiar la percepción que los demás tienen sobre tu persona, cuando repites muy seguido este comportamiento causará un efecto de rechazo de parte de otras personas, comenzarán a verte como alguien irresponsable al que no se le puede confiar nada.  

 

Por el contrario si practicas el hábito de ser alguien puntual que cumple con su palabra te ganaras el respeto y la simpatía de los demás, y la percepción de otros hacia ti será que eres alguien responsable y maduro.

 

 

 

Irresponsabilidad

 

Desde niños aprendimos hábitos incorrectos, hábitos inefectivos que siendo niños quizás no fueron un problema, sin embargo en la adultez si lo son. Faltar al colegio cuando el clima está inestable, mentir que estamos enfermos para no asistir a algún lado o poner excusas para no realizar alguna actividad que nos disgusta son algunos de los hábitos inefectivos.

 

Estos comportamientos además de ser muy poco asertivos, carecen de actitud y dan pie a la formación de alguien que no se hace cargo de sus actos en ningún momento, porque decide esquivarlos antes que enfrentarlos.

 

 

Si de niños hicimos esto como algo natural, cuando seamos adultos cometemos los mismos errores, luego lo haremos con nuestros hijos y sin ser conscientes estaríamos debilitándolos.

 

 

 

 

 

No dormir lo suficiente

 

La falta de sueño es algo a lo que le damos muy poca importancia. Es escaso lo que sabemos acerca del impacto de no dormir lo suficiente.  Según un estudio de la escuela de Medicina de la Universidad de Yale (EEUU), se demostró que todas aquellas personas que duermen una media de seis horas o menos al día tienen el doble de posibilidad de tener diabetes, independientemente de su edad o de la cantidad/tipo de ejercicio que practiquen.

No dormir lo necesario no solo te trae problemas a nivel físico.

Si hablamos de nuestra psiquis, dormir pocas horas al día te desestabiliza emocionalmente, notarás que cuando no tuviste una buena noche estás más irritable y susceptible que de costumbre. 

 

 

 

 

Comunicación inefectiva

 

Un error muy común que está establecido en la actualidad es comunicarse de manera violenta, con gritos o usando insultos de por medio, generalmente este tipo de hábitos se presenta más en la juventud, sin embargo existen muchos adultos que también se comunican de esta manera. 

Alguien que constantemente está nervioso, gritando, reclamando y retando a los que lo rodean, es porque no es una persona estable emocionalmente, tal vez se encuentre estresado debido a su trabajo o a los problemas de familia.

 

En cierto modo somos egoístas, debido a que nunca pensamos en los demás, tenemos la insólita idea de que somos el centro del universo y que siempre tenemos la razón.

Pero la cuestión es que los seres humanos pensamos muy poco antes de hablar o pronunciar una palabra, simplemente largamos hacia afuera nuestras opiniones y pensamientos sin pensar en la posibilidad de que podemos lastimar o herir a terceros.

Es bien sabido que al comunicarnos violentamente, sin ser pacientes y tratando de imponer nuestros ideales, estaremos generando un impacto emocional en nuestros receptores, por lo tanto lo más seguro es que respondan de manera violenta.

 

Combatir el fuego con más fuego no es para nada inteligente, entonces si alguien te ataca verbalmente de forma violenta lo mejor que puedes hacer es aprender a usar los argumentos  para defenderte, nunca cometas el grave error de engancharte con su estado emocional, porque al hacer esto le brindas la oportunidad a esa persona de tener poder sobre tus emociones y pensamientos.

 

La comunicación asertiva es uno de los hábitos que se está extinguiendo cada vez más, podemos observar múltiples ejemplos el la sociedad, un padre que maltrata verbalmente a su hijo debido a sus malas calificaciones en el colegio, un novio que se dedica a insultar e infravalorar a su pareja debido a los celos que tiene cuando ella sale sola, así existen innumerables casos que todos experimentamos en algún momento.

Aprende a identificar los hábitos que afectan a tu desarrollo personal antes de que se conviertan en costumbres, piensa detenidamente sobre lo que te gustaría cambiar de tu persona, comienza a eliminar todo lo que te produce hace sentir mal.

 

Cuando logres gestionar tus hábitos de manera inteligente, descubrirás que tu vida se volverá más organizada y todo comenzara a fluir naturalmente.

 

 

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>