Me afecta la opinión de los demás0

Me afecta la opinión de los demás es una de las frases más buscadas en internet, mucha gente de todo el mundo busca una solución a este problema ya que se dan cuenta que vivir de esa manera no es vivir, ahora yo te hago una pregunta a ti ¿Que tanto te afecta la opinión de los demás?

 

Seamos sinceros, a todos nos afecta la opinión de los demás, por supuesto que a algunas personas en menor medida que otras, pero que les afecte menos no significa que no les afecte.

 

Somos seres sociales  y estamos constantemente buscando ser aprobados, aceptados y queridos por los demás, el mismo sistema en el que vivimos nos enseña a tener que buscar la inclusión y aceptación por parte de otras personas y en esa búsqueda de aprobación muchas veces nos damos de frente con el rechazo, con la desaprobación y no sabemos cómo actuar.

 

Uno de los mayores miedos de la gente es ser rechazados, es no ser queridos y ser desaprobados.

 

Desde niños que somos educados mediante un sistema de premio y castigos, es decir, si hacemos lo que la sociedad considera correcto seremos aprobados y aceptados y si no lo hacemos no, es por esta razón que se vuelve algo común para nosotros buscar que nos acepten, que nos aprueben y es también por esta causa que nos afecta la opinión de los demás.

 

 

¿Qué sucede cuando me afecta la

opinión de los demás?

 

afecta la opinión de los demás

afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás

Aquellos a los que les afecta la opinión de los demás están obsesionados por ser aprobados, es decir, quieren caerle bien todos, son ese tipo de personas que nunca muestran su desacuerdo para evitar conflictos y por miedo a que no los acepten y aprueben.

 

Con el tiempo vivir de esta manera agota, te llena de estrés y te conviertes en alguien a quien los demás ven extremadamente inseguro.

 

La gente le tiene tanto miedo al rechazo que son capaces de dejar de lado su propio bienestar para tratar de recibir ese apoyo y cariño que ellos mismos no pueden darse.

 

En todos lados nos exigen que busquemos aprobación, en la familia por ejemplo, papá y mamá deben estar conforme con todos lo que hacemos, en la escuela los docentes deben aprobar nuestro comportamiento, cuando estamos en pareja tenemos que procurar complacer en todos los sentidos, y a los amigos tenemos que simpatizarle si o si, como si todo esto fuera una ley u obligación establecida. 

 

Todo el tiempo estamos siendo bombardeados por mensajes que nos imponen estas creencias. “Compra esto y serás querido y aceptado” y si no lo compras nadie va quererte, entonces estarás solo y morirás en tu soledad.

 

Esto se lo puede ver en una simple propaganda de televisión.

 

Muchas personas no reconocen su inmensa necesidad de aprobación y prefieren mentirse ellos mismos y mostrarse fuertes exteriormente cuando en realidad no lo son, y saben internamente que hay muchas cosas que les afecta pero prefieren no aceptarlo, eligen seguir encadenados a estos miedos ilógicos en vez de comenzar a superarlos.

 

Es una completa locura intentar caer bien a todos. No puedes complacer a tus padres, amigos, compañeros de trabajo, pareja y familiares todo el tiempo, no es tu obligación complacer a nadie.

 

Siempre habrá alguien en tu vida que no estará de acuerdo con lo que hagas y eso es completamente normal y no significa que lo que estés haciendo esté errado, la desaprobación es un precio que hay que pagar por el simple hecho de ser un humano y estar vivo, hacer lo que amas y querer lo mejor para tu vida no es un error, no eres tu quien está equivocado.

 

Ahora mismo no te das un idea la cantidad de personas a las cuales no les simpatizas, no te das una idea la cantidad de gente que no está de acuerdo con lo que haces en tu vida.

 

Quizás tus padres estén en desacuerdo con muchas cosas de tu vida, quizá alguno de tus amigos tiene pensamientos totalmente negativos hacia ti, que por supuesto no te los dirá para no herirte o tal vez tu pareja a la cual no le gusten muchas cosas de ti que también prefiere dejarlas de lado para no herirte.

 

¿Y eso te afecta ahora mismo? No, por supuesto que no te afecta, pero porque aún no lo sabes, el problema ocurre cuando lo sabes, cuando alguien expresa su desaprobación hacia ti.

 

Cuando decimos me afecta la opinión de los demás estamos con un serio problema, las personas que sufren de esta manera se vuelven susceptibles a cualquier tipo de comentario, no aceptan la desaprobación.

 

 

 

 

La búsqueda de aprobación

 

afecta la opinión de los demás

afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás

La mayor parte del tiempo estamos pensando:

 

 

Tengo que estar bien vestido

 


No lo hacemos porque realmente nos guste vernos bien vestidos, sino porque necesitamos ser aprobados y admirados por nuestra vestimenta. Y nos aterroriza que nos digan que vamos mal vestidos o descuidados.

 

Por eso invertimos la mayor parte de nuestro dinero en comprar ropa de moda, ropa que es aceptada y valorada por todos.

 

 

Tengo que hacer dieta y ejercicio para estar delgado

 


Exacto! a esto lo escucho por todos lados, necesitamos si o si moldear nuestra figura y comer sanamente. Pero ¿Lo hacemos para estar sanos y prevenir enfermedades? ¿Lo hacemos porque nos gusta hacer ejercicio? ¿Lo hacemos porque nos gusta vernos delgados? La mayoría no lo hace por esas razones, y allí hay otro problema. La sociedad te exige una figura determinada para ser aceptado y si no cumplimos con la figura que nos demandan entramos en un estado angustioso y de pesimismo.

 

 

Tengo que ser amable

 


Eres amable con algunas personas, no porque realmente te gusta mantener un buen ambiente emocional, sino porque te dijeron desde que eras un niño que si no eres amable, nadie va querer estar contigo, y que si nadie quiere estar contigo morirás solo. Y a veces esa necesidad de agradar se va tan al extremo que dejamos que nos pasen por encima y destruyan nuestra estabilidad emocional con tal de no salir del prototipo socialmente aceptado.

 

 

Tengo que estar de acuerdo con las otras personas.

 


Y una vez más, vemos como la influencia social nos condiciona a tal punto de tener miedo de defender una opinión, por el miedo al rechazo, a no ser aceptados, a caer mal, no confiamos en nosotros mismos, estamos buscando la aprobación social, necesitamos de otras personas que validen lo que estamos haciendo para considerarlo correcto.

Muchas personas nunca dicen lo que sienten, lo que piensan y se guardan todo con tal de evitar una confrontación

 

De ahora en adelante tu objetivo será dejar de buscar la aprobación, es decir, si ahora mismo quieres hacer algo y no lo hacías porque a tus amigos les parece una completa estupidez, pero para ti es algo que pueda traer bienestar y felicidad a tu vida, entonces:

 

¿Que estas esperando? ¿Acaso lo que piensen tus amigos es mucho más importante que tu felicidad?

 

 

 

 

Lo que piensen de ti, no es asunto tuyo

 

afecta la opinión de los demás

afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás afecta la opinión de los demás

Vivir atrapado en una mente que se preocupa por lo que puedan pensar los demás es prácticamente estar muerto en vida.

 

Tener una mentalidad así nos hace débiles y no nos permite explotar al máximo todo nuestro potencial.

 

A las personas les afecta demasiado ser criticados, casi todo el mundo intenta de alguna manera recibir la menor cantidad de críticas y en lo posibles ser aprobados.

 

Cuando te dejas influenciar y condicionar por simples palabras y te afecta lo que alguien hablen sobre ti, es porque tu autoestima está muy baja y no estas viendo las cosas desde un punto de vista acertado.

 

Nadie que te critica quiere tu bienestar, si realmente quisieran tu bienestar buscarían la manera de ayudarte y no invertirían su tiempo en criticarte, juzgarte y hablar sobre algo de lo que realmente no tienen idea alguna.

 

¿Acaso ellos viven tu vida?

¿Son ellos los que tienen que resolver tus problemas?

 

No, para nada, por eso recuerda siempre, la gente de hoy en día carece de empatía y no tener la capacidad de empatizar les hace imposible que intenten ponerse en tu lugar.

 

Te darás cuenta que en lugar de hacer un mínimo esfuerzo en intentar entenderte ellos automáticamente recurren a la crítica.

 

Entiende que la gente va a criticarte hagas lo que hagas porque es una característica del ser humano, por lo tanto toma la crítica como algo natural en tu vida, no permitas que te afecte, si bien es cierto que la aprobación es fabulosa, también es importante ser realistas y saber que es imposible vivir sin ser criticado, es el precio que uno paga por estar vivo.

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>