No sirvo para nada4

no sirvo para nada

No sirvo para nada, es una frase que muchas personas suelen pronunciar, porque se sienten perdidos en el camino, porque no saben qué hacer con su vida, porque tienen una vida rutinaria y aburrida o porque de alguna manera se sienten decepcionados de sí mismos.

 

Si piensas constantemente “no sirvo para nada” es porque sientes que no vales nada como ser humano, sientes que eres un inútil y este tipo de pensamientos puede surgir de ti mismo o de una afirmación que alguien más hizo sobre tu persona.

 

La percepción que tú tienes de la vida está basada en gran parte por tus influencias sociales, es decir, que si tú te relacionas demasiado con gente depresiva y te sientes identificado con sus comportamientos, esto modificara enormemente tus pensamientos.

 

Entonces si te mantienes rodeado de gente toxica y escuchas sus opiniones todo el tiempo…

 

¿cómo piensas que será tu estado de ánimo generalmente?

 

Lo más seguro es que la depresión aparecerá habitualmente en tu vida hasta que te acostumbres y lo tomes como un estado emocional natural.

 

De la misma forma si convives con una persona que solamente se dedica a insultarte, resaltar los aspectos negativos de tu personalidad y que te repita todos los días cosas como “No sirves para nada”, “eres un ser inservible”, “lo haces todo mal”, etc.

 

A medida que pase el tiempo, estos comentarios tendrán una gran repercusión en tu mente y si le prestas demasiada atención, tus pensamientos sobre ti mismo se volverán completamente negativos.

 

La finalidad de este tipo de personas es destruir tu autoestima, para que posteriormente seas  más fácil de manipular.

 

Piénsalo bien, es mucho más fácil manejar como un títere a alguien débil y susceptible mentalmente, básicamente porque una persona que tiene una autoestima positiva se mantiene irradiando confianza en sí misma, por lo tanto, no se dejara llevar por las críticas de los demás.

 

 

Tus propias creencias

determinan tu realidad

 

 

no sirvo para nada

no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada

Prácticamente la forma en la que te ves a ti mismo marcara una gran diferencia en tu futuro, si tú te repites a ti mismo no sirvo para nada, entonces es %100 seguro de que no llegaras muy lejos porque sentirás que tu vida no tiene sentido, el sufrimiento será tu mejor amigo, trabajaras en un lugar donde no se valoran tus habilidades y donde seguramente no te pagaran la cantidad de dinero que realmente mereces.

 

Definitivamente no puedes aceptar este estilo de vida,  porque además de destruirte emocionalmente, comenzaras a alejar a la gente debido a tus pesadas quejas sobre tu situación personal y esto provocara que trates de generar lastima para llamar la atención.

 

Mientras que si te ves a ti mismo como una persona que su valor es equivalente a montañas de oro, toda cambiara plenamente, te animaras a seguir tus sueños sin importar cuanto tardes en llegar a la meta, no te rendirás tan fácilmente y encontraras una forma de mantener tu motivación en lo más alto.

 

Durante el transcurso de la historia en el mundo, existieron múltiples casos de abuso y explotación solamente por el hecho de que las personas pensaban “no sirvo para nada”, entonces no protestaban por nada, cualquiera pasaba por encima de sus derechos, porque dejaban que la gente abuse de ellos laboralmente y psicológicamente.

 

Pensar no sirvo para nada, es algo que tendrá una gran repercusión en tu personalidad, en tu familia, en tus hijos e inclusive hasta en tus nietos, simplemente porque cultivar este tipo de frases en tu mente solamente te otorgara una mentalidad de víctima, que se caracteriza por dejarse dominar por el miedo, por tener cero asertividad y solamente le traerá problemas a tu vida.

 

Pensar de esta forma no te concederá la pareja que deseas y ni hablar de alcanzar el trabajo con el que tanto sueñas obtener.

Únicamente las personas que tuvieron el suficiente valor de cambiar el no sirvo para nada por un valgo mucho como persona, este tipo de personas son los que lograron hacer un gran cambio en el mundo, porque decidieron ir en contra de la marea, no dejarse influenciar por comentarios mediocres, porque pusieron toda su fuerza de voluntad y creatividad para alcanzar un objetivo que años más tarde termino beneficiando a todo el planeta.

 

Antes de decir no sirvo para nada, es necesario que mires las cosas desde otra perspectiva, porque un comportamiento muy común que tenemos los seres humanos es el hecho de estar comparándonos todo el tiempo con alguien más.

 

Por ejemplo, un jugador de futbol que por patear el balón un par de horas al día y que gana millones de dólares en poco tiempo, solamente por hacer eso, no es mejor persona que tú.

 

Ese político que aparece en la televisión recitando discursos armados e ilusionando a la gente haciendo promesas que nunca va a cumplir,  jugando con la esperanza del público que desea tener una calidad de vida mejor, prometiendo seguridad para el país, cuando a puerta cerrada realiza tratos con narcotraficantes para lograr enriquecerse cada día más, tampoco es una mejor persona que tú.

 

¿Pero sabes cuál es la ironía de todo esto?

 

Lo realmente sorprendente es que mientras hacen todo este tipo de jugadas ilegales y  se llenan los bolsillos sin importar el sufrimiento que provocan en los ciudadanos, ellos mantienen una alta valoración por sí mismos, de lo contrario les sería imposible haber llegado al lugar en donde están actualmente.

 

En realidad lo más lógico sería que este tipo de personas se sientan culpables por sus actos y piensen no sirvo para nada hasta su ultimo día en esta tierra, pero como vivimos en una sociedad donde lo único que interesa es obtener dinero en abundancia sin importar la forma en la que se cosecha esa riqueza, por más contradictorio que suene, ellos son personas con una alta autoestima.

 

Esto es lo más irracional que he visto, lamentablemente todo encaja perfectamente con el sistema capitalista en el que vivimos y el pensamiento de hacer más dinero sin importar las vidas humanas que queden en el camino es muy habitual en estos tiempos.  

 

Entonces, ¿qué es lo que realmente está funcionando mal contigo?

 

 

 

Nunca debes pensar

que no sirves para nada

 

 

no sirvo para nada

no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada no sirvo para nada

Construir tu autoestima en base a las creencias populares de la sociedad es algo ridículo, porque como puedes ver, ese tipo de cosas carecen de sentido y seguir esas creencias únicamente te desanimaran diariamente.

 

No sirvo para nada es un pensamiento que debería ser exclusivo de las personas que van por la vida lastimando a la gente, que se dedican a estafar desvergonzadamente o que buscan enriquecerse de manera económica u emocional usando y dañando a los demás.

 

Pero no te confundas, tener un trabajo, una esposa, hijos, nietos y una cuenta bancaria completamente llena de números grandes, no te harán sentir que eres la excepción para evitar pensar un no sirvo para nada, porque si en tu interior te sientes mal contigo mismo de nada servirá estar rodeado de todos los lujos materiales que puedas imaginar.

 

La verdadera autoestima no está basada en lo que opina la gente sobre ti, tampoco en la valoración que le asigna la sociedad actual a cada una de las personas dependiendo de su economía, porque realmente proviene de tu propia valoración personal, de saber que eres una persona única y excepcional en todo el universo.

 

No tiene ninguna relación directa con el hecho de trabajar o no, con lo que haces o dejas de hacer, con el hecho de que si tienes pareja o no la tienes.

 

El autoestima se origina desde lo más profundo de tu interior y para tener una sana autoestima es necesario que aprendas a quererte tal como eres, aceptando lo mejor y lo peor de tu persona, pero siempre buscando mejorar cada día un poco más, porque sin importar de dónde eres, hacia dónde vas y que edad tienes, siempre existe alguna parte de tu personalidad que puedes mejorar.

 

 Cuando logres asimilar y comprender la importancia de todo esto, recién ahí podrás conseguir todo lo que desees sin importar lo que sea.

 

Vivimos en un mundo que nos ofrece diversas posibilidades para triunfar, a algunos les resulta bien el baile, el canto, los deportes, mientras que otros sienten una gran atracción por viajar y conocer nuevos paisajes naturales.  

 

Lo principal que debes saber es que todos tenemos una actividad en la cual nos equivocamos o nos sale todo mal y otras en las que dominamos completamente el panorama a la perfección.

 

No existe ningún ser humano en todo el planeta tierra que no sepa hacer algo o que no tenga una habilidad en la que se destaque, lo que sucede es que muchas veces nos preocupamos tanto por competir con el que está al lado que nos olvidamos de nosotros mismos.

 

 El objetivo no es superar a los demás, sino de superarte a ti mismo en lo que amas hacer de verdad, porque tú no te mereces pensar ni por un microsegundo que no sirves para nada, sigue buscando, no te rindas, estoy seguro de que tienes algo productivo para aportar a la humanidad.

 

Deja de pensar que eres alguien inservible, la frase no sirvo para nada es para toda esa gente sin sentimientos y valores que maltratan verbalmente, físicamente  y emocionalmente a sus hijos, animales domésticos e inclusive a sus parejas amorosas.

 

Para esa clase de gente sentirse inútil e incompetente está permitido, pero para ti está reservado un lugar más especial, porque tú perteneces a la especie de personas que tiene la certeza de valer mucho como ser humano solamente que hasta este momento no eras consciente de esto.

 

Definitivamente tu valor como persona es muy alto, porque tú no has asesinado, abusado, golpeado y cometido acciones destructivas contra otro ser viviente.

 

Seamos sinceros, tú eres alguien normal, que como todo el mundo, en algún momento te ves acorralado por tus problemas personales, pero no existe nada lo suficientemente grave como para que no puedas solucionarlo.

 

Tal vez no eres el próximo buda o alguien que busca la paz mundial, pero puedes confiar totalmente en que eres alguien con mucho valor personal que es capaz de brindar ayuda cuando es necesario.

 

No son los empresarios, los futbolistas, los políticos, los artistas más famosos los que deben tener una alta autoestima, sino la gente común y corriente que trabaja cada día, esforzándose por  buscar un futuro mejor para su vida y la de sus familiares.

 

Aunque te parezca raro, tú ya sabias todo esto, es solo que algún instante dejaste de creer en tus propias habilidades, comenzaste a dudar de ti mismo y te dejaste llevar por la superficialidad de la humanidad.

 

Lo cual es entendible, porque vivimos hostigados por las críticas, por la preocupación del que dirán y nos enfocamos en aparentar algo que no somos más que en ser nosotros mismos.

 

Es complicado eliminar todos esos malos comportamientos que destruyen tu autoestima, esa falsa convicción de que lo único que importa en esta vida es producir dinero a toda costa, esa estúpida creencia de pensar que ser humilde no vale la pena y que siendo egoísta vas a alcanzar lo que te propones.

 

Tú no eres un objeto inmóvil que está destinado a ser únicamente eso, eres un ser humano con amplias capacidades, con un cerebro disponible que te permite pensar y seleccionar que es lo más beneficioso para tu vida, así que concéntrate en expandir tu mente, aprende cosas nuevas cuando tengas la oportunidad, porque tú eres capaz de convertirte en ese ser que puede superar cualquier tipo de adversidad.

 

No desperdicies tu inteligencia, recuerda que la autoestima nace, crece, se potencia o aumenta desde tu propio interior y no desde otros aspectos exteriores a tu persona.

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

4 Comentarios para No sirvo para nada

  • Clear  Dice:

    Me encantan sus artículos. Uno de los puntos sobre el autoestima que poco se mencionan es que, por inseguridad, actuamos sin equilibrio, control, ni seguridad, y eso refuerza el concepto negativo que tenemos hacia nosotros, eso hace difícil creer que “sí servimos y valemos”, porque hay cosas que no están bien en nosotros. Es importante señalar que sí valemos y que aunque por inseguridad hemos estado actuando de forma negativa, tenemos la capacidad de cambiar, mejorar y construir un mejor nosotros.

  • Clear  Dice:

    Estoy admirada con sus artículos. Un trabajo impresionante.

  • Clau  Dice:

    Mis respetos para la persona que escribió esto, se nota que sabe muchas cosas, sobretodo de lo que habla. Lo digo porque me identifiqué plenamente, he estado estudiando muchos de estos aspectos para mejorar y trabajar en mi autoestima y bienestar y este artículo toca todas esas aristas. Hoy tuve que leer esto o algo por el estilo porque me derrumbé. Quizá se me permita un día, lo había estado haciendo bien, he estado más feliz, pero hoy no.

    Sin embargo, excelente artículo.

  • Juan  Dice:

    Hola,
    He encontrado por casualidad esta pagina hoy, un dia en el que estoy abatido y desesperado por el cúmulo de problemas familiares y de salud. Hoy ha colmado el vaso el ir q hablar con mi tutor del trabajo de fin de grado me ha tratado, como otras veces, de malas maneras. Contestando mal y diciendo que lo que he hecho no vale para nada. He salido llorando pensando que soy una mierda que no vale para nada. Simplemente agradecerte esta entrada que me ayuda un poquito a tirar para adelante. Un saludo

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>