¿Por qué espero demasiado de los demás?0

¿Porque espero demasiado de la gente? ¿Porque siempre me desilusiono? ¿Cuántas veces en tu vida esperaste algo de alguien que al final no sucedió? ¿Te has sentido decepcionado o traicionado alguna vez?  Seguramente que sí y la mayor parte de las veces culpamos a los demás por habernos decepcionado.

 

Sin embargo me permito dudar por un momento y hacer la pregunta ¿Esto realmente es así? ¿Los demás son dueños de nuestros sentimientos o somos nosotros los que decidimos sentir determinada emoción?

 

Un claro ejemplo de esto es la etapa del enamoramiento en una relación de parejas, cuando comenzamos a enamorarnos proyectamos expectativas irracionales sobre la persona a la cual idealizamos. Sentimos que esa persona es perfecta, que es especial, que es diferente a todos los demás y sobre todo que nos completa.

 

Si estoy enamorado de alguien es muy común idealizar a esa persona y volcar sobre ella enormes expectativas, lo más sano es saber que es un ser humano, que puede fallar, que en algún momento la relación puede no funcionar y no esperar demasiado de la otra persona.

 

Lamentablemente en toda relación humana la idealización trae consigo luego de un tiempo la decepción. Una vez que pasa la etapa de enamoramiento comenzamos a darnos cuenta que esa persona no es perfecta, y que realmente no nos completa, nos damos cuenta de que lo que estábamos viendo era una mera ilusión creada por nuestras propias expectativas.

 

Y al darnos cuenta que el otro es tan humano como nosotros eso nos molesta y sentimos rechazo, no aceptamos que la otra persona tiene derecho a no ser perfecto, a cometer errores y equivocarse y sobre todo que la otra persona no está aquí para llenar nuestro vacío o hacernos felices a nosotros.

 

Es muy común esperar demasiado de los demás, tener prejuicios sobre una persona, ya sean prejuicios buenos o malos siempre los tenemos.

 

Generalmente nos sentimos enojados o frustrados cuando no sucede lo que esperábamos entonces en ese estado emocional recaemos en una postura infantil, casi similar a la de un niño, que hace rabietas o berrinches cuando no obtiene lo que quiere, es en este momento, cuando surgen comportamientos caprichosos que se centran únicamente en ver la vida de una forma egoísta e inmadura.

 

Buscando señalar y culpar a otros con la intención de hacerlos responsables de “nuestro sufrimiento”  y lo que consideramos que son “problemas” en nuestra vida.

 

 

¿Cómo hago para no desilusionarme?

 

espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado espero demasiado

Las personas tendemos a tener una mentalidad poco realista, creemos que todo tiene que salir a la perfección tal cual lo imaginamos, por ejemplo si organizamos un viaje esperamos que todo salga perfecto, que el transporte salga a horario que durante el viaje no haya contratiempos y tenemos esa tendencia a tener altas expectativas y muy poco realistas.

 

Jamás tenemos en cuenta que algo puede fallar, que generalmente las cosas no salen a la perfección y que uno mismo tiene que evaluar todas las probabilidades que existen, tanto la posibilidad de que todo salga bien  como así también lo contrario.

 

Cuando volcamos expectativas demasiado altas en situaciones o personas estamos teniendo una mirada poco realista y en gran parte esa mirada poco realista es la razón de las desilusiones.

 

No me refiero a ser una persona pesimista porque ser pesimista es directamente pensar que todo va salir mal, la gran diferencia de una persona que tiene una mirada realista es que sabe que así como existe la posibilidad de que las cosas salgan correctamente también pueden existir otros resultados.

 

Estamos acostumbrados a esperar siempre lo mejor, creemos que todo funciona correctamente e inclusive pensamos “debería salir bien” pero lo cierto  es que mundo real no existen garantías en nada, siempre hay riesgos que uno debe tener en cuenta.

 

¿Qué quiero decir con esto?

Te lo explico con un simple ejemplo, a pesar de que tengas un “trabajo seguro” siempre existe la probabilidad que te despidan, que a pesar estés bien en la relación con tu pareja de un momento a otro eso puede cambiar. Puede que hoy estés muy sano y saludable pero eso  también lamentablemente puede cambiar, por lo tanto nada es seguro.

 

Vuelvo a aclarar con esto no estoy incentivando una mirada pesimista de la vida, simplemente intento hacer hincapié en que a veces es mejor reducir un poco las expectativas, lo más acertado sería no irse ni a un extremo ni al otro.

 

¿A qué me refiero? Me refiero a que uno puede pensar en que todo puede salir bien, pero siempre evaluando esa posibilidad como uno de los posibles resultados e inclusive esto me sirve para tener un segundo plan o una forma diferente de proceder en caso de que “lo esperable” falle.

 

 Querido lector, a modo de reflexión, te regalo las siguientes preguntas:

 

¿Eres una persona que se desilusiona constantemente?

¿Te sientes frustrado en algún aspecto de tu vida?

¿Consideras que deberías tener una mirada más neutral del mundo?

 

A continuación te invito a meditar con la siguiente frase:

“Yo soy, tú eres tú, yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas, tú no estás en este mundo para cumplir las mías. Tú eres tú. Yo soy Yo.”

                                                                                             Fritz Perls

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>