¿Por qué me siento triste?0

¿Por qué me siento triste?

¿Por qué me siento triste? es una pregunta que se hacen millones de personas en el mundo, ahora mismo mientras tú estás leyendo este artículo hay muchas más personas que se hacen esta misma pregunta.

 

¿Qué hay detrás del sufrimiento de cada persona? ¿Somos conscientes de la razón de nuestra tristeza? ¿Cómo actuamos cuando estamos tristes? Estas son algunas incógnitas que quiero desarrollar en este artículo, que por cierto no son nada simples y que requieren de mucha compresión.

 

¿Estamos condenados a sufrir? Quiero decir ¿Es posible vivir sin sufrir, sin estar triste?

 

Creo que desde que pisamos este mundo estamos condenados a sufrir, a sentir dolor, considero que el sufrimiento es parte de la condición misma de ser un humano.

 

Es inevitable sentir dolor, me refiero a que vamos a sufrir cada vez que tengamos un abandono amoroso, ante la pérdida de un ser querido o cualquier otro evento que nos provoque un estado emocional negativo.

 

Todo lazo afectivo nos vuelve vulnerables al sufrimiento, una vez que se produzca una ruptura con ese afecto entramos en un estado de tristeza y angustia profunda.

 

Es cierto que no se puede evitar el dolor, pero lo que sí se puede evitar es que ese dolor se prolongue o se extienda durante muchos años, o porque no, durante toda la vida.

 

Cuando el sufrimiento se convierte en algo habitual es motivo de preocupación, muchas personas viven en su interior con un sufrimiento que cargan desde hace años, como si ya se hubieran acostumbrado o como si ese dolor fuera una carga obligatoria que deben llevar.

 

Recuerdo a mi madre hablar de que todos debemos cargar con nuestra cruz, una cruz que simboliza nuestro dolor, pero… ¿Así debe ser? ¿Es necesario sufrir toda la vida?

 

¿Por qué tenemos que cargar con algo que nos pesa tanto?

¿Por qué no podemos liberarnos de ese dolor?

 

Nuestra cultura nos instaura en el pensamiento y forma en nosotros una creencia en la cual una persona debe ser un guerrero, debe luchar y estar en un constante conflicto con la vida, una vida en la que llevar una cruz es parte de estar vivo.

 

Desde el punto de vista clínico no es para nada sano llevar una cruz, no es para saludable cargar con un dolor que no se ha resuelto. La vida no se trata de cargar eternamente con el sufrimiento sino que por el contrario se trata de aprender  a lidiar y resolver ese sufrimiento.

 

 

 

 

El origen de la tristeza

 

¿Por qué me siento triste?

 

Cuando estamos tristes casi siempre buscamos una razón, un origen para esa tristeza. A veces estamos totalmente seguros de aquellos que nos causa tristeza, puede que sea una ruptura amorosa, la pérdida de un ser querido un fracaso o laboral o cualquier otra situación, aunque también hay veces que no tenemos idea de donde proviene la tristeza.

 

¿Y qué hacemos cuando no sabemos porque estamos triste?

 

Generalmente cuando no tenemos bien en claro el porqué de nuestra tristeza utilizamos símbolos o referencias para darle un origen, una razón a ese malestar. Entonces al no saber que nos está haciendo sentir así culpamos a personas o a situaciones que nos han tocado experimentar.

 

Pero eso es solo una pantalla que oculta el verdadero origen de la tristeza, podemos estar totalmente seguros y convencidos de las razones por la cual estamos tristes y aun así no darnos cuenta que muchas veces aquello a  lo le atribuimos la responsabilidad de nuestro malestar es solamente una pantalla que oculta el verdadero origen de la tristeza que sentimos.

 

Voy a utilizar un ejemplo para aclarar un poco más este texto, supongamos que usted se siente triste porque hace poco su pareja lo ha dejado, la tristeza lo está consumiendo y cada día de su vida es un padecimiento

 

 

¿Cree usted que la razón de su malestar y su profunda tristeza es simplemente que su pareja lo haya abandonado?

 

La mayor parte de las veces eso es solo la punta del iceberg, es simplemente el inicio de una vida llena de problemas y conflictos sin resolver, que de pronto salen a la luz.

 

A veces una pareja te brinda tanta ayuda y contención con tus problemas emocionales que se vuelve el sostén de tu vida y nos acostumbramos a esa sensación de bienestar, pero una vez que esa persona desaparece de tu vida todo se derrumba, y lo que se cae es esa venda que tenías en el ojos que era tu pareja, que te ayudaba a ver las cosas de una manera más linda y tolerable.

 

Ver de golpe de nuevo los problemas de tu vida que nunca resolviste es motivo de suicidio para muchas personas, es por esta razón que nos apegamos tanto cuando amamos a una persona, sobre todo si cargamos con muchos problemas sin resolver.

 

 

 

El origen inconsciente de

la tristeza

 

¿Por qué me siento triste?

¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste?¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste?

Anteriormente dijimos que muchas veces no sabemos con claridad de donde viene la tristeza que sentimos, a veces atribuimos su origen a situaciones o a personas, pero generalmente son solo pantallas que utilizamos para ocultar las verdaderas razones por las cuales nos sentimos así.

 

En la vida toda persona debe afrontar situaciones difíciles, debe afronta dolor, tristeza y sufrimiento, nadie está exento de esto, algunos en menor medida que otros sin embargo cada uno asimila de diferente forma las situaciones que le tocan vivir.

 

A veces esas situaciones que provocan dolor emocional pueden convertirse en recuerdos que se guardan en el inconsciente, el inconsciente es una espacio no tangible en la mente de las personas en el cual se almacena todo aquello que nos causa mucho dolor emocional, por ejemplo he conocido personas que en su infancia sufrieron una violación y recuerdan poco y nada de aquel suceso, como si se les hubieran borrado la memoria de aquella situación tan dolorosa.

 

Pero…

 

¿Es esto cierto, realmente se les borra la memoria?

 

En realidad ese recuerdo traumático existe, nunca se fue de la mente de esas personas, ese recuerdo está almacenado en el inconsciente. Todos los recuerdos en nuestro inconsciente son de difícil acceso, ya que se almacenaron allí para protegernos del sufrimiento.

 

Sin embargo lo que está almacenado en el inconsciente se hace escuchar de distintas maneras, y muchas vecemos sentimos una enorme tristeza a la cual no le encontramos razón alguna y es esa tristeza solo una manifestación del inconsciente que nos alerta de que hay algo allí que quiere salir, que quiere escapar.

 

Los recuerdos traumáticos que se guardan en el inconsciente son un mecanismo de la mente para protegernos del sufrimiento, pero este mecanismo no es perfecto ya que tarde o temprano esos recuerdos reprimidos se hacen escuchar de alguna manera.

 

A veces una ruptura amorosa, la pérdida de un ser querido o un problema pueden ser el desencadenante de una enorme tristeza que paralelamente está conectada con problemas de años sin resolver.

 

 

 

Los símbolos del sufrimiento

 

¿Por qué me siento triste?

¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste?¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste? ¿Por qué me siento triste?

¿Qué es un símbolo? un símbolo es algo representativo, lo utilizamos para representar algo de mayor magnitud, por ejemplo el escudo de un equipo de fútbol representa el club, el estadio, su historia entre otras cosas.

 

¿Y existen símbolos para la tristeza?

 

Por supuesto que existen, recuerdo que un amigo me dijo una vez “A mí me invade la tristeza los días lluviosos” Para mi amigo los días lluvioso solo son un símbolo que le representan algo triste que le ocurrió en su vida.

 

Quizás un día lluvioso ocurrió un conflicto familiar grande y el asoció los días lluviosos con su estado emocional en ese momento, recordemos que somos seres que asociamos y simbolizamos las cosas, los humanos tenemos esa particularidad.

 

También eh conocido gente que se entristece cuando tiene que ir un cumpleaños.

 

Luego de explorar y analizar a estas personas te das cuenta que en realidad no es la lluvia o un cumpleaños lo que les genera tristeza, lo que los entristece es una situación que no resolvieron, que está guardada en su inconsciente y que se manifiesta simbólicamente con algo que estuvo presente en aquel momento, en caso de mi amigo “la lluvia” y en caso de las otras personas  “Un cumpleaños”.

 

Por supuesto que existen muchísimas otras simbolizaciones, pero eso no importa mucho lo importante es que sepas que algo que parece muy simple como no querer ir a un cumpleaños no lo es para nada.

 

Estas son simplemente algunas de las razones y los orígenes de la tristeza, este articulo apunta únicamente a que seamos conscientes de que a veces se necesita ayuda profesional para resolver aquellos conflictos que ni siquiera nosotros somos conscientes de ellos.

 

Cuando Freud descubrió el inconsciente nos hizo ver a los humanos que ni siquiera somos libres en nuestra mente.

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>