¿Por qué nos preocupamos tanto?0

Creemos que la preocupación es necesaria, desde que eras un niño viste a tus padres preocupándose todo el tiempo. 

 

 

Ellos mismos te enseñaron a preocuparte y te transmitieron la creencia de que la preocupación es necesaria y fundamental en tu vida, llegaste a creer que si no te preocupas por algo no estás dándole la importancia necesaria a una determinada situación.

Las personas tienen muchísimas preocupaciones, están preocupándose por absolutamente todo, se preocupan por el dinero, por su salud, por el bienestar de sus hijos, por el futuro, por el clima, por la inseguridad, por su aspecto físico, por lo que otras personas puedan pensar de ellos, por su trabajo, por su pareja, por los estudios, por la situación del país y así esta lista podría continuar infinitamente.

 

Estás convencido que preocupándote vas a resolver mejor una situación o que vas a estar preparado para afrontarlo, pero preocuparte es innecesario, como su definición lo dice:

Pre – ocupación estamos ocupando nuestro tiempo antes de que sea necesario, ya que si analizas bien tus preocupaciones la mayoría son simples ilusiones que con el tiempo te das cuenta que no llegan a suceder.

 

Preocuparte es entrar en crisis por algo que ni siquiera sabes si va a suceder o no, estás perdiendo tiempo pensando en cosas sobre las cuales no tienes control.

Es inútil preocuparte por la felicidad de los demás o por lo que piensen las otras personas acerca de ti, es algo sobre lo que no tienes control, y si no tienes control, preocuparte solo será una pérdida de tiempo.

Cuando te preocupas demasiado por algo tu cuerpo genera una hormona llamada cortisol, conocida también como la hormona del estrés. El cortisol aumenta los niveles de azúcar en la sangre y suprime tu sistema inmunológico volviéndote más propenso a contraer enfermedades.

 

 

 

Deja de preocuparte y relájate

 

 

¿Por qué nos preocupamos tanto?

 

 

Es necesario que corrijas el comportamiento de preocuparte por todo en tu vida, y en lugar de preocuparte comiences a ocuparte de aquellas cosas por las cuales si tienes control, por ejemplo, en lugar de preocuparte porque estás subiendo de peso o porque no te gusta tu cuerpo podrías hacer algo diferente, comienza a ocuparte, ya que si tienes control sobre tu cuerpo, entonces haz lo necesario, puedes hacer ejercicio, cambiar tu alimentación y así evitar la preocupación.

Debes admitir que existen cosas sobre las cuales no tienes control, y que por mucho que te preocupes las cosas no van a cambiar.

 

Mucha gente se preocupa cuando salen sus hijos, si bien es cierto que el mundo está lleno de peligros y amenazas, pero lo máximo que puedes hacer es hablarles y enseñarles cómo se pueden cuidar y qué hacer ante un determinada situación, hasta ahí llegas, no podrás ir a cada lugar a donde concurran tus hijos, tampoco tomar las decisiones por ellos, es algo sobre lo que no tienes control.

Por eso la próxima vez que uno de tus hijos salgan evita preocuparte, simplemente relájate y confía en que todo irá bien.

 

La sociedad adoptó la preocupación como algo necesario y la gente intenta hacerte sentir que debes preocuparte para que algo salga bien, creen que si no te preocupas por algo no le estás dando importancia adecuada, por eso si te muestras tranquilo ante una situación que a los demás les cause preocupación notarás como te atacan e intentan hacerte sentir culpable valiéndose de argumentos como:

 

“No te preocupas por mi porque no te importo”

“Eres un despreocupado”

“Tienes que preocuparte más por las cosas”

 

La mayoría de las preocupaciones que tenemos las personas nunca ocurren y si ocurren te das cuenta que preocuparte no te ayudó en nada, simplemente perdiste tiempo que podrías haber invertido en hacer algo que te guste.

Cuando logras entender que preocuparte por aquello sobre lo que no tienes control es inútil y que ante lo que si tienes control solo debes tomar acción y cambiarlo, entonces ahí podrás encontrar la relajación.

 

Sentirte relajado es extremadamente positivo para tu vida, la relajación es además una característica de las personas seguras de sí mismas.

Estar relajado te brinda una sensación de fortaleza y ¿A quién no le gusta estar al lado de personas fuertes y seguras?

 

De ahora en adelante es necesario que analices:

¿Cuáles son las situaciones por las cuales me preocupo?

¿Tengo control sobre ellas?

¿Qué podría estar haciendo en ese momento si no me estuviera preocupando?

 

 

Ocúpate en lugar de preocuparte

 

 

¿Por qué nos preocupamos tanto? alt

 

 

Generalmente cuando nos preocupamos por algo comenzamos a imaginar situaciones que tal vez podrían suceder en el futuro, muchas veces estas preocupaciones pueden volverse realidad o simplemente suelen ser ilusiones proyectadas por nuestra propia mente.

Cuando surge un problema pasamos más tiempo preocupándonos y agrandando el problema, centramos nuestra mente en posibles resultados y no nos enfocamos en una solución.

Te centras tanto en lo que podría ocurrir, y tu mente te da cientos de resultados que casi nunca suceden y que pensarlos te hace perder tiempo que podría utilizar en buscar la solución.

 

Ocuparte significa dejar de pensar que podría ocurrir. Conozco personas que se preocupan demasiado, pero nunca pasan de eso, me refiero a que solo se están preocupando y no toman acción, se olvidan que tienen que ocuparse de lo que les preocupa para así producir un verdadero cambio.

Entonces para saber cómo dejar de preocuparte es necesario que cambies el enfoque de tu energía, lo que en realidad deberías pensar es ¿como mejorar mi vida?

Porque si enfocas tu atención en la respuesta y no tanto en el problema, las preocupaciones poco a poco comenzaran a desaparecer.

 

Por lo tanto si comienzas a centrar tu atención en disfrutar cada momento de tu vida, en pasarla bien con tus seres queridos, en mejorar tu persona para sentirte bien contigo mismo, todos estos cambios se verán reflejados en tu estado de ánimo y la forma en la que ves el mundo cambiara totalmente.

Así que deja de atribuirle tanta importancia a las cosas sencillas, si permaneces mucho tiempo preocupado por algo en especial, tu mente no podrá estar tranquila y tratara de averiguar cómo cambiar eso a toda costa.

Comienza a liberarte de las preocupaciones diarias y concéntrate más en disfrutar tu vida en el presente.

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>