¿Que es la asertividad?0

¿Que es la asertividad? alt

La asertividad es la capacidad adoptar ciertos comportamientos, de expresar las emociones y sentimientos que realmente sentimos , de relatar nuestras opiniones libremente sin miedo alguno.

 

Es la habilidad de ser directos con el mundo al momento de comunicarnos, de decir siempre lo que tenemos en mente y no callarnos absolutamente nada, de no dejar de realizar ciertas acciones por temor a lo que digan los demás, de ser sinceros con nosotros mismos, pero siempre manteniendo una actitud de respeto y educación a los demás.

Esto es la prácticamente la esencia de ser asertivo, hoy en día la asertividad es una capacidad muy apreciada por el resto de la personas, debido a que gran parte de la población mundial está acostumbrada a mantener un comportamiento no – asertivo.

¿Alguna vez te sucedió que por alguna razón te estuviste reprimiendo para no decir una opinión frente a alguien, hasta que en un momento no pudiste soportarlo más y terminaste diciendo tu opinión a los 4 vientos?

 

Seguramente cuando dijiste lo que realmente pensabas te sentiste demasiado bien interiormente, te sentiste más valiente, más consecuente contigo mismo y también pudiste sentir que tu autoestima se elevó considerablemente (esto sucede cuando estás acostumbrado a hacer exactamente todo lo contrario, a realizar actividades o a mantener comportamientos con los cuales no te sientes cómodo).

Ese justamente es uno de los efectos que produce el practicar el arte de la asertividad, porque al mantener un comportamiento asertivo, estamos siendo valientes y seguimos nuestras propias convicciones, porque en vez de comportarnos como la sociedad manda, decidimos seguir nuestros ideales para que finalmente terminemos realizando lo que realmente nos interesa sin ceder ante la presión de nuestros familiares, amigos o conocidos.

Mucha gente suele confundir el hecho de ser asertivo con hacerse el duro o ser irrespetuoso con los demás, cuando en realidad alguien que posee asertividad no necesita usar insultos o humillar a terceros para hacerse respetar.

 

Alguien que constantemente obliga a las personas a realizar cosas que no quieren hacer no es para nada asertivo. Por el contrario está generando un efecto – rechazo de los demás hacia el mismo, que a la larga se enfrentará a la realidad de que nadie quiere estar a su lado porque es un mal educado o porque insiste demasiado en algo y eso lo convierte automáticamente en alguien exhaustante.

Asertividad es adoptar una actitud valiente para reclamar lo que es tuyo o lo que consideras que mereces, siempre y cuando te expreses de manera respetuosa y con absoluta educación.

Una persona sin asertividad será sumisa en todos los ámbitos, sin importar si se encuentra con su jefe, con su pareja, con sus amigos o con sus familiares.

 

 

Esto recreara ante los ojos de la sociedad la imagen de alguien débil, indeciso, inseguro de si mismo, sin capacidad para elegir o distinguir entre lo bueno y lo malo para su vida.

Por eso es muy importante que practiques la asertividad diariamente, en las diferentes actividades que realizas durante el día para ir reforzando tu autoestima y tu capacidad para tomar decisiones.

 

 

Autoestima y Asertividad

 

 

¿Que es la asertividad? alt

 

 

La autoestima y la asertividad son como dos eslabones de una misma cadena que están plenamente unidos y completamente relacionados el uno con el otro.

Cuando aplicamos la asertividad, nuestra autoestima se ve positivamente afectada, porque al expresar de verdad nuestros pensamientos, nuestra confianza interior aumenta, comenzamos a creer más en nosotros mismos, ya que por única vez nosotros fuimos los que actuamos sin importar las críticas de los demás.

 

A continuación te dejo un ejemplo para explicarte definitivamente lo que es la asertividad y lo que representa verdaderamente:

 

Imagínate a un empleado que trabaja en una empresa, en el sector administrativo para ser más preciso, este empleado lleva un largo tiempo trabajando en ese lugar, hace 6 años que desempeña todos los días la misma labor, está lleno de papeleos y solicitudes para firmar.

Cuando el comenzó su etapa laboral consideraba que estaba perfecto trabajar en la parte más baja del sector administrativo, no le importó, ya que durante ese momento solo necesitaba un trabajo fijo para mantenerse.

Esta persona a lo largo de su vida había logrado concluir sus estudios correctamente, tiene un título universitario, graduado con honores, un doctorado en su carrera, además de que posee la habilidad de dominar 5 idiomas distintos.

 

Pero tenía un defecto en particular que lo perseguiría por el resto de sus días, él es una persona poco asertiva, entonces el sigue realizando todos los días el mismo trabajo en el mismo puesto donde comenzó, mientras observa que gente menos preparada y con menos experiencia que el, comienza a ascender a puestos superiores, obteniendo un sueldo mucho más amplio y con más libertad de decisión.

Este empleado nunca tomo la decisión de adoptar un comportamiento valiente para atreverse a decirle a su jefe lo que realmente piensa sobre su cargo en el trabajo, sobre como se siente con su puesto en la empresa, entonces solo se limita a ver los días pasar con un cierto aire de frustración y enojo consigo mismo por ser tan cobarde, al ver a otras personas progresar y no animarse a intentar discutir sobre un posible ascenso con su jefe.

Indiscutiblemente a medida que el tiempo vaya pasando su autoestima se verá gravemente afectada y la frustración se volverá su estado natural de ánimo.

 

Tal vez algún día piense en decirle a su jefe cómo se siente, pero hasta que llegue ese momento estará angustiado por reprimirse, quedandose con la duda eterna.

En cambio si esta persona hiciera uso de la asertividad, no dudaría en ningún momento en caminar hacia la oficina de su jefe y hablar con el sobre su puesto de trabajo, brindando argumentos sólidos de porque piensa que merece un ascenso, sobre los beneficios que podría aportar a la empresa si lo promovieran a un ascenso y además resaltar que se encuentra altamente calificado para trabajar en un puesto superior, él siente que posee la capacidad necesario para pasar al siguiente nivel.

Todo esto siempre siendo sincero con sus palabras, manteniendo una línea de respeto y educación. Entonces al aplicar la asertividad, el empleado ya no se sentiría frustrado, enojado o decepcionado de sí mismo, por el contrario, se sentiría absolutamente orgulloso de su persona, independientemente de cual sea el resultado y la decisión de su jefe.

 

Al realizar esta acción, la autoestima de esta persona se elevara, porque se habrá enfrentado a sus miedos, habrá sido totalmente consecuente con el mismo, porque siguió sus pensamientos y no se quedó con la pregunta de:

 

¿Qué pasaría si hubiera hecho eso? ¿Mi vida laboral hubiera sido mejor?

 

Como mencionamos anteriormente la asertividad es una capacidad que produce mucha admiración en las personas, así que al adoptar un comportamiento asertivo es muy probable que de ahora en adelante su jefe lo tenga en cuenta para futuros ascensos en la empresa.

Este ejemplo es algo común que sucede muy seguido en la vida cotidiana y que experimentan muchas personas generalmente.

Otro ejemplo que demuestra el poder de la asertividad, es la persona que sale con su pareja y nunca dice sus opiniones sobre a dónde quiere ir, las actividades que le interesaría hacer, las películas que le atraen para ver en el cine, no expresa lo que piensa y las decisiones termina tomándolas alguien más.

 

Esto provocará que esta persona se sienta muy inferior a su pareja y su autoestima quede prácticamente destruida.

La diferencia entre ser asertivo y no serlo es prácticamente abismal, porque la asertividad se puede observar hasta en el simple gesto de ordenar comida en un bar, si el camarero le trae algo que el no ordeno, el cliente debería hacer valer sus derechos como consumidor, así que la actitud correcta que debería adoptar seria quejarse de manera respetuosa y educada con el encargado del negocio.

Efectivamente si adoptas un comportamiento asertivo tu vida comenzará a mejorar en varios aspectos, tendrás más poder de decisión, serás más independiente, tus relaciones interpersonales mejorarán, esto contribuirá a que aprendas a liderarte a ti mismo para que comprendas la importancia de dominar tus emociones y tus sentimientos.

 

Podemos concluir con la siguiente reflexión:

 

Comportamiento asertivo = Persona con autoestima más sana y con poder de decisión.

 

Comportamiento no asertivo = Persona con autoestima baja y con nulo poder para tomar sus propias decisiones.

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>