Quererse uno mismo0

quererse uno mismo

Quererse uno mismo es fundamental para el ser humano, es tan importante como alimentarse, descansar durante la noche y realizar deporte para tener una mejor calidad de vida.

 

Existe mucha gente que vive constantemente en la tristeza y se sienten muy deprimidos porque no se quieren a sí mismos, porque les desagrada su cuerpo, odian su trabajo, porque no les gusta como son o porque viven comparándose con los demás, infravalorándose hasta por el más mínimo detalle.

 

Las personas que se critican todo el tiempo, que se odian a sí mismos por razones infantiles como porque no tienen un cuerpo escultural, porque no poseen una determinada habilidad o porque piensan que son fracasados por fallar cuando intentan hacer algo, lo hacen porque se enfocan totalmente en la superficialidad y no tienen una mentalidad lo suficientemente abierta como para modificar sus creencias, por lo tanto esto produce que no sientan ni un gramo de amor hacia ellos mismos.

 

La verdad es que los seres humanos debemos aceptarnos y querernos tal cual somos, dentro de esta aceptación también está incluido el hecho de saber que no somos perfectos, así que siempre existirá algo que necesitamos cambiar para mejorar nuestra vida, el progreso es infinito, por lo tanto nunca debes pensar que no puedes hacer algo cambiar tu realidad.

 

Básicamente quererse a uno mismo tiene como base fundamental la habilidad de poder reconocer tus debilidades, esto nos permite ser más conscientes sobre nuestras propias limitaciones y aptitudes, valorando las virtudes y también aprendiendo a vivir con nuestras debilidades, todo esto con el único fin de buscar superarse en el área de tu vida donde sabes que necesitas crecer para ser la mejor versión de ti mismo.

 

 

¿Que pasa cuando no te quieres a ti mismo?

 

 

quererse uno mismo

quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo

Conozco demasiadas personas que siempre están quejándose sobre su familia, sobre los padres o los hermanos que tienen, pero lo cierto es que la vida es un sorteo al azar, es decir, tu cuando naces y respiras por primera vez el aire de este mundo, no puedes estar eligiendo quienes serán los que te acompañen durante tus primeros años de vida.

Si naces en una familia que tiene dinero en abundancia la vida te parecerá más sencilla debido a que podrás acceder a bienes materiales, servicios costosos y lujos que la mayoría de la gente no puede darse el gusto de adquirir.

 

 

Pero.. 

 

¿Qué sucede si naces en una familia con escasos recursos?

 

Bueno viéndolo desde la otra cara de la moneda, las cosas cambian un poco, seguramente tendrás que esforzarte al máximo, buscar desarrollarte continuamente, poner toda tu fuerza de voluntad para salir adelante y así lograr progresar en tu vida.

 

A lo que me refiero es que no puedes hacerte mala sangre por las cartas que te tocaron para jugar en la vida, no tienes que maldecirte a ti mismo por la realidad que te toco vivir, más bien lo mejor que puedes hacer es adaptarte a ese entorno, comprender que es absurdo renegar por algo en lo que no tienes poder de elección y buscar la manera de prosperar para que a tus futuros hijos o nietos no les toque pasar por lo que tu viviste.

 

Es bien sabido que experimentar el sufrimiento y la decepción reiteradamente son dos cosas que atormentan bastante a una persona a tal punto que esto evita totalmente que aprenda a quererse uno mismo.

 

Tú tienes que aspirar a ser todo lo contrario, a usar tu inteligencia de manera consciente, no pienses que ser inteligente significa que puedes memorizar y recitar un libro entero de memoria en un examen, para nada, esa inteligencia solamente es un %5 del potencial que puede utilizar el ser humano, al ser consciente de estas cosas puedes alinear tus pensamientos y acciones  para poder ver más allá de toda la superficialidad que te tiene acostumbrado a ver la sociedad.

 

Una persona puede ser muy hermosa físicamente, puede ser muy famosa y conocer mucha gente, pero si esa persona, no sabe valorar las cosas que tiene en la vida, definitivamente es porque tiene algún problema emocional y esto indudablemente se reflejara en todos los días de su existencia.

 

De la misma forma que sucede con las personas que esperan con ansias a que llegue el fin de semana para olvidarse de sus responsabilidades diarias y salir a drogarse o alcoholizarse de manera descontrolada sin ser conscientes de las consecuencias que esto produce a largo plazo.

 

Es tan penoso ver que suceden este tipo de cosas, de ver que una persona tira su vida a la basura porque lo dejo su pareja, porque tiene problemas que no sabe cómo resolver y principalmente porque no puede dejar de lado su orgullo para pedir ayuda a profesionales especializados en estos temas que pueden aportarle más de una solución.

 

 

Como quererse uno mismo

 

 

quererse uno mismo

quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo quererse uno mismo

Es por esta razón que desde hace mucho tiempo tome la mejor decisión de mi vida, decidí dejar de despreciarme a mí mismo, comenzar a trabajar en mis fragilidades interiores, cuidar mi cuerpo, mi alimentación, cultivar mi mente, escribir diariamente para plasmar las ideas que me ayudaron a ser una mejor persona y contribuir con mi aporte para mejorar la humanidad.

 

¿Qué tiene que pasar por la mente de una persona para odiarse a si misma por no tener un físico esbelto y de publicidad?

 

 ¿Es lógico que alguien se desprecie totalmente por no tener riqueza económica?

 

¿Acaso no sabe que existen cosas más importantes que requieren de su atención?

 

¿Qué es más productivo quejarse sobre tu situación o trabajar cada día para cambiar tu vida de una vez por todas?

 

El verdadero paradigma en donde nace todo esto es la influencia de la sociedad en la mentalidad de la gente, las publicidades en la televisión que te muestran únicamente los altos estándares de belleza corporal para hombres y para mujeres, al estar tan expuestos a este tipo de bombardeo social por parte de los medios de comunicación hacen que las personas se instauren muchas creencias limitantes que solamente se dedican a destruir completamente la poca confianza que tienen en ellos mismos.

 

Si tú te dejas condicionar por todo esto y construyes tus opiniones en base a estos ideales es obvio que nunca comprenderás el verdadero significado de quererse uno mismo.

 

Algo que también tiene mucha influencia en la autoestima de una persona es la opinión de sus padres, si estos aprueban o desaprueban su estilo de vida, eso marcara un antes y después en su conducta.

 

Es por este motivo, por tan irracional que parezca, los padres deben ser muy cautelosos con las palabras que utilizan para comunicarse con sus hijos, esto afecta tanto a los niños como a los adultos cuando reciben una crítica mal expresada por parte de sus padres.

 

Sin importar que tus padres no fueron modelos ejemplares de paternidad, tienes que saber que gran parte de tu infancia la viviste junto a ellos, así que prácticamente cualquier palabra que ellos te digan te movilizara internamente de una forma u otra.

Así que si los padres en un momento de enojo le dicen a su hijo algo como:

“No sirves para nada” “Eres un inútil”, esto absolutamente es más que suficiente para que alguien tenga una baja autoestima y no logre quererse uno mismo.

 

De la misma forma que un padre no se sienta orgulloso de los logros de su hijo y que nunca le diga “te quiero” o un simple “Bien hecho, sigue así” es algo que le causará grandes repercusiones emocionales durante toda su vida.

 

Pero estoy seguro de que tú eres alguien ingenioso que es capaz de identificar las cosas y comprender las causas de tus problemas para solucionarlos cuando es necesario.

 

Entonces quererse a uno mismo es aprender a valorarte a ti mismo por lo que eres y lo que sientes, no por lo que tienes o por lo que opinan las demás personas sobre ti, prácticamente debes ignorar todas las opiniones negativas de la gente y prestarle importancia solamente a tu voz interior.

 

El único momento en el que tienes permitido prestarle atención a lo que opine la gente es cuando necesitas alguna clase de asesoramiento o ayuda en algún tema particular que tú desconoces.

 

Puedes escuchar las sugerencias de los demás siempre y cuando te sirvan para encaminarte de alguna forma sobre un asunto en el que no sabes cómo accionar o que cosa debes realizar para cumplir un determinado objetivo.

 

Hago hincapié en la palabra “asesoramiento”, porque la mayoría de las personas generalmente tienen el mal hábito de tomar las opiniones o consejos de los demás como una verdad universal que tienen que apoyar sin ninguna duda.

 

 Cuando en realidad gran parte de la gente se anima a opinar sobre diversos temas sin tener conocimiento alguno o sin argumentar el porqué de su opinión, aun así por más loco que parezca, algunos defienden esa idea a capa y espada haciéndote creer que realmente saben de lo que están hablando.

 

Por lo tanto las personas nunca pueden tener la verdad absoluta sobre lo que tú eres, recuerda que cada ser humano, tiene una percepción sobre la vida de acuerdo a sus pensamientos, vivencias e ideales, así que pueden existir diferentes opiniones sobre ti y seguramente ninguna te definirá como realmente eres.

 

Debes asumir la posibilidad de que puedes agradarle a muchos, pero también puede suceder que muchos tal vez te odien o no les caerás  bien simplemente porque eres tú mismo.

 

La gente habitualmente se dedica a opinar sobre alguien o algo en particular, no porque tengan un amplio entendimiento sobre ese tema, muchas vecen lo hacen pura y exclusivamente con la única finalidad de alimentar a su ego para sentirse importantes, especialmente cuando quieren competir con alguien más.

 

Justamente es por esto que nunca puedes moldear  la estima sobre ti mismo en base a las opiniones ajenas, tu opinión es la única que realmente tiene trascendencia en algo tan personal como cuando hablamos de quererse uno mismo.

 

Quererse uno mismo también implica aprender a establecer prioridades en tu vida, se trata de diseñar una escala de valores, de menor a mayor, sobre qué es lo más importante para ti y lo que realmente no es indispensable para vivir.

 

Tener un aspecto físico de película no es lo más importante, porque no afecta a tus necesidades básicas como comer o dormir, por lo tanto, puedes suprimir eso de tus preocupaciones diarias, sin embargo, si padeces obesidad o alguna otra enfermedad que afecte a tu peso corporal, es plenamente tu obligación hacerte cargo de esto y buscar la manera de remediar inmediatamente todo lo que amenaza a tu salud.

 

Gran parte de la humanidad sufre demasiado por el hecho de que no saben establecer bien sus prioridades, le dan importancia y atención a cosas secundarias que finalmente terminan convirtiéndolos en seres infelices y depresivos porque nunca llegan a alcanzar eso que consideran fundamental para su vida.

 

Es por esto que es tan importante aprender a colocar cada cosa en su lugar y con su respectivo nivel de importancia, para no enfocar nuestra energía en el lugar incorrecto que nos obstaculice el camino para obtener resultados productivos.

 

Conocí personas que dedicaban su vida entera a fingir algo que no eran, intentando mostrar una imagen implacable de seguridad, confianza y fortaleza, prácticamente se mostraban tan sólidos como una roca exteriormente, cuando en su interior, tenían tantas grietas quebrándose como un tempano de hielo frente al sol.

 

 

¿Piensas que este tipo de personas tiene el derecho a decirte si debes o no quererte a ti mismo?

 

El único que tiene el derecho a decidir eres tú, no permitas que nadie forje un pensamiento erróneo sobre ti en tu propia mente, tu comentario personal es el único con valor en este tema nunca lo olvides.

 

Jamás dejes que una limitación auto impuesta por ti mismo o impuesta por el resto de la sociedad te impida llegar a cumplir tus metas personales.

 

Tal vez no te diste cuenta, pero actualmente del otro lado del mundo, existe mucha gente con enfermedades terminales con pocos meses de vida que darían cualquier cosa a cambio para vivir en tu realidad que tantas veces te esmeraste por maldecir y despreciar.

 

No te esfuerces por demostrar una imagen perfecta ante la gente, eso es estar vendiendo una falsa ilustración de tu persona, solo te va producir mucho estrés porque estarás actuando y aparentando algo que no forma parte de tu esencia personal.

 

Debes aprender a vivir con lo que eres y con lo que tienes, nunca pero nunca tienes que odiarte por tu físico o simplemente por algo que no te agrada de tu personalidad porque en la vida existen múltiples soluciones para cada problema, todo depende de la perspectiva con la que mires el paisaje frente a tus ojos.

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>