Tener confianza en mi mismo0

Tener confianza en mi mismo alt

Tómate un minuto y recuerda la última vez que tuviste que afrontar una situación difícil, pero de repente nació en ti una combinación de miedo e incertidumbre que te hizo retroceder y dudar de tu capacidad para superar ese obstáculo.

 

Tener confianza en uno mismo es imprescindible, vivimos en una era en donde esta aptitud puede marcar la diferencia en el destino de tu vida, la confianza es lo que único que te queda cuando todo lo demás a desaparecido, es tu compañera fiel y será quien te dará el empujón y las fuerzas en las mayores adversidades.

Mucha gente dice tener confianza, aunque a veces se confunde con una actitud arrogante, prepotente y despreciativa. Una persona segura de sí misma no es aquella que te trata como alguien inferior ni mucho menos, es muy común ver a una persona con aires de superioridad y relacionarla con lo que es tener confianza en uno mismo.

Diversos estudios afirman que ser arrogante, prepotente, despreciar, criticar y quejarse son cualidades muy asociadas a una autoestima baja y a un ego elevado.

 

Por lo tanto si tu autoestima esta baja y tu ego muy alto serás más vulnerable a situaciones y estímulos exteriores, es decir, que tu estado emocional dependerá de la gente que te rodea, según como te traten y como te relaciones con ellos.

 

 

¿Qué sucede cuando no tengo confianza?

 

Tener confianza en mi mismo alt

alt

 

Desde una perspectiva psicológica se puede decir que la ausencia de confianza en uno mismo está relacionada directamente a una autoestima dañada, la mayoría de las personas que carecen de confianza se caracterizan por tener una insaciable necesidad de aprobación.

Otro de los aspectos que comparten es la falta de asertividad y la incapacidad para tomar decisiones en su vida, todo esto en su conjunto, son los ingredientes que crean a una persona insegura, dependiente, incapaz de perseguir sus sueños, con miedos ilógicos y una personalidad de víctima que responsabiliza a otros de su malestar emocional.

Cuando no existe la confianza, la vida misma se puede tornar más pesada y estresante, ya que constantemente serás acechado por la duda, una mentalidad negativa y pesimista.

 

 Ego vs Autoestima

 

ying_yang-wallpaper-1920x1080

 

El ego te brinda una confianza basada en algo exterior, es una seguridad falsa que tiende a derrumbarse fácilmente.

Cuando hay mucho ego la confianza puede nacer de tu dinero, de tu apariencia física, de tu capacidad intelectual, de tu profesión, de los logros que hayas alcanzado en tu vida, de la aceptación de los demás, en fin, de cualquier cosa que nada tiene que ver con tu verdadero ser.

A veces uno mismo se atribuye títulos sobre quien es, soy doctor, soy profesora, soy psicólogo, soy abogado, ¿De verdad eres tu profesión?.

Muchos me dijeron “voy a estudiar para ser alguien en la vida” como si aquellos que no tuvieron la oportunidad de estudiar no fueran nadie.

 

Y es porque desde niños nos enseñaron que no somos nada hasta que hacemos todo lo que la sociedad nos pide que hagamos, que nuestro valor se define por lo que hacemos y no por lo que realmente somos.

Si no tienes una profesión no eres nadie, si no tienes dinero no eres nadie, si no tienes una familia no eres nadie, tus padres que eran empleados no son nadie y tú no serás nadie si no haces algo por cambiarlo.

Es terrible pensar de esta manera, tener una mentalidad así es extremadamente destructivo y nocivo para nuestra autoestima.

 

Como se puede pretender que alguien aspire a superarse si durante toda su vida le dijeron que no era nadie y nunca se le incentivó su confianza.

El ego te hace sentir poderoso, te ofrece una perspectiva de la vida en la cual tu eres el centro del universo, te transformas en alguien que siente pena por todos, alguien que se siente capaz y con derecho de criticar libremente porque se cree ampliamente superior a todos.

Esta sensación de superioridad podrás apreciarla al escuchar una conversación cotidiana ¿Te diste cuenta que la gente habla más de otras personas que de sí mismos?.

 

Cuando alguien está hablando conmigo o al escuchar las charlas en la vía pública, noto como la mayor parte del tiempo están criticando, quejándose sobre el clima, el gobierno, la familia, sus amistades y esta lista podría seguir un buen tramo hasta finalizar.  

Una característica del ego es su fragilidad, es muy propenso a sentirse lastimado y herido.

Una persona con mucho ego mostrará exteriormente una actitud de poder y seguridad, hasta quizás un tanto agresiva, el problema es que al tener una confianza que depende de algo exterior muchas veces te vuelve débil internamente.

 

Esto ocasiona que una crítica, un insulto o la falta de aprobación de los demás dañen el estado emocional de este tipo de personas.

La autoestima no tiene su origen desde el exterior, a diferencia del ego no depende ni de tus cualidades físicas ni de tu nivel económico ni mucho menos de la aprobación o desaprobación de la gente.

Alguien con una autoestima sana es muy fuerte internamente, su confianza tiene un origen interno.

 

Otra característica de estas personas es la ausencia de la necesidad de aprobación, cuando alguien se tiene confianza no necesita de otros que aprueben y validen lo que está haciendo o la manera en que vive su vida.

Son concientes que lo que piensen los demás es algo que no depende de ellos, saben que en la vida habrá muchísima gente que los apruebe pero que obviamente habrá mucha más gente que los desaprobará.

El problema de no tener una buena autoestima, es que comenzamos a ser dependientes de la aprobación, y todos aquellos que no están de acuerdo en lo que vamos a hacer o con nuestras ideas o la manera en que vivimos la vida se convierten en frustraciones y angustias para nosotros.

 

 

¿Cómo es una persona con confianza?

 

Siempre pensé que tener confianza significaba no tenerle miedo a nada, pero con el tiempo, la experiencia y mi propio desarrollo de autoestima aprendí que tener confianza no es carecer de miedo.

Las personas con confianza en sí mismas a veces tienen mucho miedo de hacer algo, pero en ellas hay una diferencia, se enfrentan constantemente a todo lo que les atemoriza.

También creía que alguien con confianza tenía una actitud de poder y arrogancia, pero tampoco fue así, tuve la oportunidad de conocer a personas que emanaban confianza y por el contrario de lo que yo pensaba me encontré con gente humilde, amable, que trata exactamente igual a todos.

 

Cuando sientes verdadera confianza puedes reírte de las críticas, no te afectarán en absoluto, pueden atacarte e intentar desestabilizarte emocionalmente porque tu voz interior te mantiene tranquilo, te recuerda siempre quien eres, todo el tiempo te está diciendo que solo lo que tú pienses de ti mismo podrá afectarte, que nadie más tiene el poder de hacerte sentir mal, nadie más que tu.

Las personas con una buena autoestima son capaces de motivarte y hacerte ver todas las cosas buenas que tienes y que tu aún no lograste ver, tienen esa capacidad de hacerte sentir seguro y de ayudarte en la búsqueda de tu felicidad.

Su inteligencia emocional está tan bien trabajada que no necesitan imponer el miedo para conseguir respeto, son amistosos y si pueden ayudarte lo hacen, sin esperar nada a cambio, se sienten tan bien con ellos mismos y están tan seguros de lo que son que no tienen tiempo para criticar y frustrarse por la vida de otras personas, ellos están ocupados persiguiendo sus sueños.

 

Es tu decisión reconocer e identificar si sientes o no confianza en ti mismo, a diferencia de antes, hoy en día puedes adquirir herramientas y el conocimiento necesario para saber la importancia y lo valiosa que es la confianza en tu vida.

 

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>