Tengo problemas con mi familia0

familia

Últimamente estuvimos recibiendo muchas consultas y mensajes que se titulan tengo problemas con mi familia y también llegan muchas personas a nuestro blog buscando por Internet mi familia no me quiere, mi familia no me entiende, mis padres no me quieren, no me llevo bien con mi madre, estoy peleado de mis padres, mi padre me maltrata, no me hablo con mis padres o algunas veces mis padres no quieren a mi pareja. Todo relacionado a problemas con la familia por eso decidimos hoy escribir sobre esto.

 

Por eso queremos dedicar un artículo a la familia, a los problemas familiares y sobre todo al origen que generan problemas en la familia actual. Los problemas familiares son comunes en las personas y causan mucho malestar, generalmente tenemos conflictos no resueltos con nuestros padres, hermanos o parientes.

 

Ahora abrimos la siguiente pregunta:

 

¿De dónde vienen tantos problemas en la familia?

¿Porque siempre en las familias hay resentimientos celos y conflictos que nunca se lograron solucionar?

 

Recuerdo que alguien me dijo ¨yo los odio a mis familiares porque no me entienden¨  Cuando le pregunté ¿Qué es lo que no entienden?.

Me dijo ¨no entienden que soy diferente.

El verdadero conflicto en la vida de esta persona no era que su familia no entendiera que él creía que era diferente, el problema era que su familia no aprobaba su modo de vida que ciertamente era solo una rebeldía que hacía en forma de reclamo.

 

La mayoría de los padres no aprueban la forma de vivir de sus hijos, ya que muchos padres viven a través de la vida ellos, todos sus deseos y aquellas cosas que les hubieran gustado para ellos las proyectan en sus propios hijos. Desde muy pequeños los van influenciando eligiendo la carrera universitaria que van estudiar, el trabajo que realizarán, todo en base a sus propios deseos o a lo que a ellos les parece correcto.

 

Nunca dándole una libre elección a sus hijos ya que los padres caen en la falacia de sentir que sus hijos son la continuidad de sus vida cuando realmente no es así, un hijo es una persona totalmente diferente, con pensamientos diferentes y deseos diferentes.

 

Algunos proyectan sus deseos sobre sus hijos bajo la excusa de que quieren lo mejor para ellos ¿Es cierto eso? ciertamente no del todo, alguien que quiere lo mejor para ti te da la posibilidad de elegir libremente y que decidas por ti mismo cual va ser tu futuro, pero alguien egoísta que solamente quiere satisfacer sus propios deseos y calmar frustraciones intentará que creas en lo que dice.

 

Lamentablemente cuando los padres se dan cuenta que sus hijos no harán lo que ellos esperan automáticamente los desaprueban.

 

No hay nada más doloroso para un hijo que ser desaprobado por sus padres, muy en el fondo y de forma inconsciente deseamos ser aprobados por nuestros padres, justamente por esa razón la mayoría de nosotros estudiamos cosas que no nos gustan y hacemos lo que nuestros padres quieren solo para sentir que nos aprueban.

 

Dejamos de lado lo que queremos, lo que realmente deseamos y hacemos lo que nos dijeron que era correcto. Desde el momento que naces tu familia te va condicionando, antes de nacer ya tienes un nombre que no elegiste, una religión que tampoco elegiste y hasta proyectan y te construyen un futuro del que ni siquiera sabes.

 

Tus padres proyectan tu vida en general en base a lo que ellos consideran que es correcto. Este es el origen y el gran problema de relación entre padres e hijos, el deseo del padre de que su hijo sea acorde a sus expectativas y la necesidad de su hijo de revelarse para hacer lo que realmente desea.

 

El problema es que casi nadie sabe cómo manejar este problema a causa de que la mayoría de las relaciones familiares terminan en padres resentidos por que sus hijos no hicieron lo que ellos esperaban e hijos resentidos y dolidos por la des validación de los padres.

 

Tanto el padre como el hijo tiene una fantasía de cómo debería ser la realidad ideal para cada uno. El padre proyecta que su hijo tendrá una determinada vida y el hijo proyecta que el padre debe tratarlo de una determinada manera.

 

Ninguno de los dos se amolda a la realidad que están viviendo, la realidad nunca se adecuará a esta fantasía porque ni el hijo acepta al padre ni el padre acepta el hijo, aquí solo hay una lucha de ego en donde se busca influenciar y controlar al otro por un motivo egoísta.

 

 

Aceptar y comprender la realidad

 

 

La única forma de solucionar los problemas con tus padres es entender porque tus padres no te aceptan y no me refiero a los motivos superficiales sino a los verdaderos motivos.

Es posible que tus padres hayan sido criados con una crianza antigua, se criaron en un mundo donde la única forma de salir adelante era siguiendo el modelo tradicional de vida que es nacer, crecer, estudiar, formar una familia y morir y tal vez para ellos está siempre fue su única verdad, su única forma de entender la vida.

 

Muchas veces no podemos esperar que los demás cambien y nos entiendan, pero lo que si podemos hacer es comenzar a comprender a los demás.

 

Es probable que tus padres no aprueben y no acepten tu forma de vivir pero ese problema no es tuyo, es un problema propiamente de ellos, se convierte también en un problema para ti cuando deseas cambiarlos y que ellos te acepten y apoyen y lamentablemente eso puede pasar en tu imaginación, en tus expectativas en tu mundo ideal, pero en el mundo real ellos no lo aceptan y punto, y tendrás que aceptarlo, entenderlos y no permitir que eso interfiera en lo que realmente deseas.

 

En la mayor parte de las familias los padres no están de acuerdo con sus hijos o con la forma de vivir que eligieron, lamentablemente no vivimos en un mundo  perfecto donde tus padres coinciden contigo en  todo y te apoyan en cada una de las cosas que quieres hacer para tu vida.

 

Conozco un caso muy particular de una persona que vivió años fingiendo ante sus padres, este hombre del que les cuento es homosexual y durante toda su vida fingió delante de sus padres, para sus padres él era heterosexual, tenía una novia y les daría dentro de muy poco nietos.

 

Lamentablemente en un momento dado se dio cuenta que no podía seguir viviendo para satisfacer los deseos de sus padres y tuvo que confesar que era homosexual que realmente no quería estar con su novia que necesitaba ser el mismo y dejar de esconderse y así lo hizo. La respuesta de sus padres fue el rechazo y durante mucho tiempo no lo aceptaron y recuerdo que una vez me dijo odio a mis padres, los odio por no aceptarme y por hacerme sentir así.

 

Admito que duele muchísimo no ser aceptado por tus propios padres pero él al final aceptó que ellos no son seres perfectos que lamentablemente sus prejuicios estaban interfiriendo, y como ya hemos mencionado anteriormente el problema lo tiene aquel que no acepta y no puede estar en paz con lo que es el otro.

 

Si tus padres no aceptan tu forma de vivir pero tu estas en paz con ellos y los aceptan como son entonces ese ya no es tu problema, recuerda que hay cosas que nunca  vas a poder controlar y una de ellas es ser aprobado por los demás.

 

Pasó mucho tiempo hasta que sus padres aceptaron el hecho de que su hijo no era y nunca sería lo que ellos esperaban, él era el mismo y no iba a cambiar para ganar la aceptación del otro.

 

Aceptar no significa que compartas las ideas de la otra persona, pero aceptando respetas sus pensamientos, sentimientos y formas de ver la vida porque al hacer esto estas legitimando que es un ser humano igual que tú y que por supuesto tiene derecho a opinar de forma diferente.

 

 

Las quejas y la necesidad de ser especial

 

 

Todo el tiempo escucho a las personas decir ¨Yo me merezco esto¨ ¨Deberían tratarme bien¨ ¨No me entienden¨.

En la familia hay quejas, quejas y más quejas y siempre hay algún integrante de la familia que se siente la víctima o como muchos dicen la oveja negra de la familia.

 

Algunas veces sentimos que nuestros padres están deudas con nosotros, quizás porque consideramos que a nuestros hermanos les dieron más o porque no nos dieron lo que pensábamos que merecíamos.

Lamentablemente caer en esta falacia solo te traerá problemas y vivirás reclamando a quienes no te deben nada. Tus padres no te deben nada, es más, nadie te debe nada en esta vida.

 

No porque sean tus padres están obligados a heredarte o darte lo que tú quieres o necesitas, hay personas que pasan toda su vida en una etapa de rebeldía, rebelándose en contra de las figuras paternas por alguna situación no resulta en el pasado.

 

Es momento de dejar de lado el resentimiento que hubo con nuestros progenitores y simplemente aceptar que ellos quizás no son lo que deseamos y no resistirse a la realidad.

 

Muchos padres fueron golpeadores, abusadores y realmente destruyeron la vida de muchos hijos pero lamentablemente para sanar debes aceptar y comprender que lo que te sucedió es parte del pasado, que lamentablemente tus padres fueron imperfectos y que negar esta realidad y odiar lo que sucedió solamente prolongará el malestar.

 

El pasado no se puede cambiar, lo único que puedes hacer es aceptarlo y ahora mismo tu eres el dueño del presente y lo que hagas ahora determinará tu futuro ahora te hago la siguiente pregunta:

 

¿Te identificaste algo de este artículo?

Te invitamos  a que reflexiones sobre ello y pienses que podrías hacer hoy para estar mejor mañana.

¿Te gusto el artículo?
¿Te gustaría recibir los nuevos artículos en tu correo?

Simplemente ingresa tu nombre y tu dirección de correo electrónico y  por último dale click en el botón suscribirme!

100% libre de spam

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>