¿Vivir o sobrevivir?0

¿Vivir o sobrevivir?

En la vida hay que observar todo lo que nos pasa día a día minuto a minuto segundo a segundo , como en cámara lenta en slowmotion , nos daremos cuanta si hacemos foco en lo que hacemos  momento a momento nos iremos razonando lo bello que puedes ser la vida cuando disfrutamos nos reímos , cuando nos alegramos y experimentamos buenas sensaciones.

Ejemplo:

            En la comida que es declarado en las antiguedades “el momento de los dioses” porque era un acto sagrado donde solo los comensales podían degustar los platos ,mientras conversaban sobre algunas anécdota fabulosas .

             En cambio en la actualidad las familias de la nueva era moderna suelen tener malos hábitos en la cena o en el almuerzo:

a) La familia, vecinos y amigos se encuentran viendo canales de chimentos mientras comen ; normalmente estos programas se centran en contar información acerca de la vida de los famosos que generalmente incluyen problemas, agresiones verbales y también físicas.

Este tipo de imágenes proyecta violencia, quejas , criticas y esto ingresara en nuestro inconsciente de manera colectiva; es decir, producirán un efecto profundo en nuestro comportamiento  . 

El ser  humano generalmente suele copiar las actitudes o acciones que siempre suceden a su alrededor, por lo tanto las personas están tan acostumbradas a visualizar violencia en los distintos medios de comunicación, que tarde o temprano terminaran reproduciendo todo lo que vieron.

 

b) Algo muy común en la sociedad, es comunicarse mediante un lenguaje negativo, es decir, que  las personas desarrollan el hábito de  dialogar a través  de quejas, críticas, o desvalidaciones por la mala situación que atraviesa el país o por alguna otra situación en particular. Prácticamente empatizan usando malas experiencias en común, entonces se acostumbran a hablar constantemente de enfermedades, accidentes, desgracias, etc.

Lo cual produce  que la gente sea más pesimista, debido a que se relacionan de forma mediocre, por lo tanto es más probable que padezcan estrés  o que descuiden su salud, esto se refleja en la alimentación de las personas, que tipos de comida ingiere y cuantas horas de ejercicio realiza semanalmente.

Entonces son más propensos a contraer enfermedades o a caer en la depresión, debido a que están muy acostumbrados a mantener el pensamiento de que hay que sobrevivir en vez de vivir .

En realidad se quejan porque miran la vida de manera superficial, no aprenden a ver más allá de lo que les pasa, piensan que le toca la peor vida por no tener dinero o carecer de objetos materiales.

Nunca  pensaron en visitar un hospital para ver la otra realidad que experimentan los demás, al ser tan negativos adoptan un comportamiento egoísta, entonces rara vez se preocupan por alguien ajeno a su persona.

Lamentablemente es ahí donde uno descubre que su vida no es tan desdichada; en consecuencia existe gente termina muriendo por una enfermedad terminal, mientras tanto algunas personas no observan que tienen dos piernas para caminar , brazos para mover, ojos para ver , algo que muchos individuos carecen.

 Otras personas también dicen estar mal  cuando hay gente que no tiene ni para ir a comer el día de hoy ; no tiene un hogar donde ir a vivir , que no tiene agua , luz eléctrica , para cubrir sus necesidades básicas.

 

Observar una discusión

¿Vivir o sobrevivir?

 

Al observar un dialogo o un debate, descubriremos que si le ponemos emocionalidad o intercambiamos ideas para un mejor funcionamiento , tendremos  una comunicación más eficaz y efectiva.

 

Definamos discusión :

 En latín dicen que para poder descubrir el origen etimológico del término que ahora nos ocupa, eso es lo que significa discusión. En concreto, podemos establecer que proviene del vocablo “discussio”, que puede traducirse como “analizar un punto de vista” y que se encuentra conformado por tres partes: el prefijo “dis-“, que es sinónimo de “separación”; el verbo “quatere”, que es equivalente a “sacudir”; y finalmente el sufijo “-ción”, que significa “acción y efecto”.

Discusión es la acción y efecto de discutir (contender con otra persona por alegar distintas razones, examinar atentamente una materia en común). El término procede del latín discussĭo.

La noción puede asociarse a la idea de debate, ya que discutir es intercambiar puntos de vista o propuestas sobre un determinado tema. La discusión suele suscitarse cuando se encuentran opiniones que resultan contrarias entre sí.

La discusión no suele ser sólo verbal, ya que las personas que discuten se apoyan en otras herramientas (gestos faciales o usando el lenguaje corporal).

En una discusión ya organizada (como un debate o una mesa redonda), es habitual que se apele a elementos de ayuda como videos, gráficos, diagramas, etc.

Se considera que una persona gana una discusión cuando logra imponer su razonamiento. Esto puede lograrse a partir de la validez de los argumentos o por la fuerza (levantando la voz o utilizando términos duros), aunque el eventual ganador de la discusión siempre es subjetivo porque todo dependerá de su argumentación.

En uno de los ámbitos donde se da más esta situación que estamos analizando es en el seno de las relaciones sentimentales. Así, existe lo que se conoce como discusión de pareja, donde los dos miembros muestran posturas totalmente opuestas respecto a una situación concreta. La familia, el trabajo, la economía o lo que aporta cada uno a la relación son algunos de los temas recurrentes que suelen copar esos diálogos no tan amigables entre aquellos.

Los expertos en este tipo de relaciones, establecen que para evitar una discusión de esa índole hay que apostar por entender la postura del otro, no levantar la voz, fomentar el diálogo sano y escucharse mutuamente.

En un sentido más amplio, una discusión puede ser un análisis de los resultados de un estudio o de una investigación. Por ejemplo:

“La discusión del informe de Rodríguez nos llevó más de tres horas”“Tu trabajo no resiste ninguna discusión: te recomiendo realizarlo nuevamente con más dedicación”. Esto es claramente un ejemplo de una comunicación asertiva.

En la actualidad, en muchas cadenas de televisión a nivel internacional la discusión se ha convertido casi en un pilar fundamental. Y es que se apuesta por ese diálogo pero es llevado a su versión más grotesca, con tonos altos de voz e incluso ofensas personales, para conseguir atrapar a la audiencia.

No obstante, también hay programas que se decantan por centrarse en discusiones sosegadas, firmes y donde reina el respeto. Normalmente estos suelen ser espacios dedicados a temas políticos, deportivos o de tipo cultural.

En todo tipo de peleas sean de pareja , familiar , de amigo o de un desconocido , un enfrentamiento así en si no ocurre si no hay dos, si uno de los dos no quiere pelear, esto no ocurre,  pero muchas veces nuestro ego y las emociones como la ira  ,el  odio , el resentimiento , nos juega en en contra y  se producen acontecimientos desagradables .

Entonces como dijimos en el comienzo tendríamos que aprender a discutir sin que se nos pegue una emoción y ser pro activo , observándonos ante todo no ser reactivo reaccionando en  una discusión que no podamos terminar bien hay que aprender a ser asertivos. 

Las personas desarrollamos nuestra personalidad de acuerdo a varias influencias externas, prácticamente la música que escuchemos, las películas o novelas que miremos y la gente con la cual nos relacionemos, determinaran el tipo de personalidad que representemos.

Comentar con Facebook

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>